Al menos cuatro empresas confirman salida de más de una cuarta parte de sus empleados

Por: Cristina Fallas Villalobos 25 mayo, 2016
Las empresas proveedoras del servicio de displays para supermercados manifestaron que las nuevas políticas de Walmart los obligará a reducir su personal (Foto con fines ilustrativos).
Las empresas proveedoras del servicio de displays para supermercados manifestaron que las nuevas políticas de Walmart los obligará a reducir su personal (Foto con fines ilustrativos).

Walmart anunció, el pasado 24 de mayo, que haría cambios en el personal que acomoda y supervisa las góndolas en sus supermercados. Esta decisión da un duro golpe a empresas proveedoras de este servicio.

Al menos cuatro compañías consultadas por EF confirmaron que tendrán que despedir una buena porción de los empleados que trabajan en las cadenas Palí y Maxipalí.

Hasta ahora, los proveedores de productos en los supermercados subcontrataban los servicios de displays. Pero esta situación cambiará pues Walmart pretende tener personal propio para realizar esas labores.

La decisión de la cadena de supermercados se comunica un año después de que solicitaran información detallada de todos los trabajadores externos con el fin de autorizar o no su ingreso a los puntos de venta.

Un documento enviado por la empresa a sus proveedores –en poder de EF– cita que Walmart de México y Centroamérica tenía el interés de "garantizar la idoneidad y la probidad del personal que labora en nuestras unidades, específicamente como personal de mantenimiento, limpieza, inplants, mercaderistas o displays, según se le conoce en los diferentes países, así como personal de servicios o apoyo en centros de distribución y oficinas centrales".

Por ello, todas las empresas que brindan esos servicios tuvieron que presentar un expediente por empleado que incluía datos como salarios ordinarios y extraordinarios, cumplimiento de jornadas laborales y descansos, aguinaldo, vacaciones, contrato de trabajo con su personal, pagos al día ante la Caja Costarricense de Seguro Social y de la Póliza de Riesgo Laborales.

Justo por eso, Geovanny Miranda, gerente de Operaciones de Salazar Comunicación, considera que la noticia los tomó por sorpresa.

"A nosotros Walmart, hace cerca de seis meses, nos viene pidiendo información sobre nuestros costos, planilla, información de tiempos, ejecución, con el pretexto de tener un visado para poder ingresar a sus cadenas. Nosotros entregamos información que teóricamente puede ser privada pero la entregamos con tal de que nos dejaran entrar", explicó Miranda.

Salazar Comunicación cuenta con una planilla de 500 personas que trabajan a nivel nacional. Ante la decisión de Walmart, podrían tener que despedir entre 180 y 200 personas.

Por su parte, Alonso Solano, gerente de Merca Displays, dijo sentirse burlado debido a que gastaron tiempo y recursos en la elaboración del documento con la información de cada uno de sus colaboradores.

"Nosotros decíamos que era un visado para que cuando ellos (los colaboradores) los presenten y puedan ingresar a trabajar a sabiendas que es una persona que fue previamente estudiada y que tiene el perfil para trabajar ahí", destacó Solano.

Esta compañía tiene actualmente 208 empleados que laboran en supermercados ubicados en San José, Alajuela y Heredia. Solo informó que despediría al menos a 50.

Otra compañía que se verá afectada es Personal Evolution, que actualmente cuenta con 980 empleados que trabajan a nivel nacional, de los cuales estima podría despedir un 37%.

Mientras que la firma Semed también prevé que deberá recortar su personal. Sin embargo, Edwin Soto, gerente general de la compañía, prefirió no referirse al tema por respeto a sus colaboradores.

Los empresarios consideran que la decisión del gigante internacional de supermercados, no solo generará grandes despidos, si no también una disminución importante en sus ingresos y que en algunos casos hasta podría llevar a la quiebra a pequeñas empresas.

"Tenemos que despedir empleados y a las empresa nos podría llevar a un punto que va estar por debajo del equilibrio y muchos tendríamos que cerrar", indicó el gerente de Merca Displays.

Aquileo Sánchez, director regional de Asuntos Corporativos de Walmart, explicó ayer a La Nación que estima que los empleados que laboran con el modelo de tercerización de servicios son cerca de 500.

"Por seguridad, afinidad a la empresa y atención al cliente, esos empleados serán de la planilla de Walmart a partir de que se concrete el cambio", mencionó Sánchez.

Las compañías afectadas aducen que el representante de Walmart no atina en la cifra de personas que trabajan en las góndolas y atención al cliente, ya que ellas piensan que son más de 3.000.

El gremio de empresas de displays –que oscilan entre las 15 y 20 según los consultados por EF– se reunirán el próximo lunes 30 de mayo para analizar la situación. Mientras que los trabajadores planean una manifestación el viernes 27 de mayo solicitan la cancelación de los planes de Walmart.

Esta noticia fue ampliada posterior a su publicación.