Se complementa con 22 obras de los artistas contemporáneos que más le influyeron

Por:  26 septiembre, 2013
Campo de trigo fue pintado por Vincent van Gogh en junio de 1888
Campo de trigo fue pintado por Vincent van Gogh en junio de 1888

Cuadros destacados que Vincent Van Gogh (1853-1890) creó en París se complementan con obras de los artistas contemporáneos que más le influyeron en una exposición que estará en la galleria Eykyn Maclean de Londres hasta el próximo 29 de noviembre.

Van Gogh en París repasa la evolución del artista holandés durante su estancia en la capital francesa entre 1886 y 1888, dos años cruciales en los que comenzó a alejarse de los colores oscuros que caracterizaron sus primeras obras en Holanda hasta convertirse en un pintor más colorido y expresivo.

Para ello, la galería londinense reúne ocho de los cuadros que Van Gogh realizó durante este período junto a 22 obras de los artistas que más le influyeron, como Monet, Pissarro, Tolouse-Lautrec, Gauguin o Paul Signac.

“Organizamos esta exposición sobre el periodo de Van Gogh en París porque también queríamos incluir obras de los artistas que más le influyeron cuando pasó a ser el colorido artista en el que se convirtió antes de mudarse al sur”, dijo a Efe Nicholas Maclean, director de la galería londinense y comisario de la muestra.

Las obras, procedentes de colecciones privadas y centros públicos como el Museo de Arte e Historia de Ginebra, se exponen en tres salas de la galería con la intención de mostrar un “apasionante periodo en la vida de Van Gogh”, explicó Maclean.

De las obras más características de Van Gogh, la galería londinense muestra un autorretrato original que el artista realizó en París en 1886, donde usó pinturas más brillantes y tonos rojizos poco comunes en sus cuadros anteriores.

Otras de sus importantes obras son Campo de trigo y Vista desde el apartamento de Teo, ambas de 1887, en las que destaca la técnica de dibujo basada en pequeños puntos, adquirida de los artistas impresionistas que más tarde le caracterizaría tanto.

Entre los cuadros más influyentes para el pintor holandés, que también se exponen en la galería londinense, destacan paisajes de Pissarro con campesinas de 1886 o los de Signac con vistas del río Sena en Asnières, de 1885.

Según el comisario de la exposición, una de las facetas que menos se conoce del artista holandés es la predilección que tenía por el arte japonés, y en París adquirió obras de artistas como Utagawa Hiroshige o Kitagawa Utamaro, que también se exhiben en la muestra.

“Van Gogh disfrutó mucho en París por todas las influencias artísticas que recibió, pero en el fondo era un hombre de campo, por lo que se mudó más tarde al sur”, añadió el comisario en referencia a su mudanza a Arlés, al sur de Francia, donde pasó sus últimos años de vida antes de suicidarse en 1890.

Etiquetado como: