Country Day Guanacaste se convierte en escuela sin fines de lucro

Cambios se aplicarán a partir del período escolar 2013/2014

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Hasta el momento, son pocos los centros educativos privados, a nivel de preescolar, escolar y de secundaria, que han dado el paso por abrir una segunda sede, pero entre ellos, están el Country Day y el International Christian School (este último está en Heredia y Liberia).

El St. Jude School, situado en Santa Ana, anunció en el 2011 su interés por expandirse vía franquicias tanto en Costa Rica (Guanacaste es de interés) como en Centroamérica, lo cual no ha sucedido todavía.

Por su lado, el Country Day –vinculado a la casa principal en Escazú–, opera en Brasilito, Guanacaste pero, a partir de agosto, quedará desligado de la sede en San José pues entró a un contrato de leasing por cinco años y fue asumida por nuevos dueños.

Así lo confirmó su gerenta de operaciones, Vera Naranjo. Se está, dijo, en un proceso de transición; por ahora, el área curricular no mostrará grandes cambios porque antes deben hacerse ajustes legales y constitutivos.

El objetivo es tropicalizar el producto, porque se llegó a la conclusión que no era posible operar como copia exacta de la sede en Escazú, como tampoco era factible mantener una población estudiantil creciente con las tasas de aumento en la matrícula que pretendían los antiguos dueños.

La institución mantendrá su acreditación de Estados Unidos y su papel de escuela preparatoria de Costa Rica para universidades internacionales.

Se reforzará la enseñanza del español y se abrirá por primera vez el formato de guardería.

Para atraer más estudiantes de la región guanacasteca, rebajó sus tarifas para el año escolar 2013-2014 y como resultado ha tenido tasas de inscripción récord.

El acuerdo se produjo hace cuatro meses y desde entonces se está armando la junta directiva y delineando los nuevos pasos a seguir entre ellos el definir políticas de recaudación de fondos para pagar la operación en cinco años.

Naranjo reconoce que el sector productivo guanacasteco vive una época difícil y la entidad debía adaptarse a ello.

El 10% de los estudiantes son tico y el 80% norteamericano.

Sostenbilidad y financiamiento