Centros corporativos integran el concepto de bienestar a su oferta

Desarrolladores construyen espacios más amigables y comercios saludables

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En una etapa como la actual, en la que el sector inmobiliario de oficinas tiene sobreoferta, los proyectos buscan como diferenciarse y seguir en el mercado.

Una de las técnicas para mantener y atraer inquilinos, es ofrecer condiciones y servicios que contribuyan al bienestar integral de sus usuarios y que promuevan un estilo de vida más saludable.

De esto han echado mano proyectos en funcionamiento como los centro corporativos Lindora y El Tobogán y así lo planea hacer otro en camino como Torre 40 (que estaría lista en el 2019).

LEA:Mercado de oficinas da señales de recuperación

Sin embargo, según la firma de bienes raíces Colliers Internacional, en el país existen al menos 15 oficientros, parques empresariales y centros corporativos enfocados en las amenidades al servicio de los inquilinos.

En la lista surgen nombres como Plaza Roble, Multipark, El Cafetal, Forum II, Parque Empresarial del Este, America Free Zone, Sigma Business Center, Avenida Escazú, Plaza Tempo y otros.

Cada uno está haciendo una buena apuesta durante este momento que atraviesa el mercado de oficinas nacional. Para finales del 2015, la tasa de disponibilidad era del 14%, cuatro puntos porcentuales más de lo considerado sano, según Inmoinfo.

“Esto indica una clara tendencia a la baja, mientras que el mercado se recupera de un exceso de oferta en años anteriores. En respuesta a esto, los precios de alquiler están subiendo nuevamente”, indicó Justin Stein, presidente de esa firma consultora.

El precio de alquiler por metro cuadrado (m²) pasó de $17.43 durante el 2012 a $17.70 en el 2015.

Aunado a esto, se espera que 14 edificios de oficinas estén listos a finales de este año, para un aproximado total de 77.000 m².

A diferenciarse

En enero del 2015, el Centro Corporativa Lindora comenzó a operar con un espacio que comprende 7.000 m² y que requirió una inversión de $14 millones.

Algunas de las cualidades del complejo para mejorar el bienestar de sus inquilinos es que posee pasillos centrales y oficinas con amplios tragaluces y ventanales que permiten mayor aprovechamiento de la luz.

También buscaron que los locales comerciales del centro corporativo fueran ocupados por firmas que vendan opciones saludables de alimentación y ejercicio.

La oferta actual esta compuesta por los restaurantes Té con Salad y Terraza 66. Esto es complementado por Contrology Pilates Center, el establecimiento Al Natural y Bike Station.

Asimismo, en las instalaciones funciona la academia de natación Kurt Niehaus Swin Academy, la cual cuenta con una piscina de 25 metros de largo y, además, otra pedagógica.

La gerente comercial de Garnier & Garnier Desarrollos Inmobiliarios, Karla Quevedo, mencionó que en la visión del espacio contemplaron lo que una gran parte de las personas valoran: la calidad de vida y su salud.

“Por eso quisimos desarrollar un centro de negocios que, además de ser un lugar ideal para trabajar por sus características físicas, también destaque por ofrecer opciones saludables en alimentación, ejercicio, e incluso, un parqueo de bicicletas”, agregó.

Justo por esta última acció, el proyecto cuenta con el sello “Bici Amigable” del área de Ciudades Sostenibles de la Asociación Regional Centroamericana para el Agua y el Ambiente (ARCA), que promueve la movilidad activa, intermodal y sostenible en el país.

El Centro Corporativo Lindora tiene disponible un 20% con un costo de alquiler de $20 por m².

Por su parte, El Centro Corporativo El Tobogán (CCET) también consideró aspectos en su construcción para brindarle a sus inquilinos un mejor ambiente.

“A través de la iluminación, la calidad del aire, los espacios y la tecnología, las oficinas son lugares de trabajo agradables. Ese entorno bajan los niveles de estrés, fomentando bienestar, el rendimiento, la creatividad y la disposición del trabajador”, manifestó Rodolfo Cruz, gerente general.

El CCET también promueve el uso de transporte alternativo, como las bicicletas, para lo cual tiene parqueos especiales. Asimismo impulsa el ejercicio al contar con duchas y lockers para todos los colaboradores.

Actualmente, el centro corporativo (en el que se invirtió $65 millones) tiene una tasa de disponibilidad del 70%. Los espacios privativos superan los 32.000 m², mientras que las áreas comunes y jardines superan los 50.000 m².

Torre 40, un proyecto de Omina Desarrolladores, seguirá la línea de ofrecer un espacio que contribuya al bienestar y que promueva un estilo de vida más saludable.

La gerente de Ventas de la inmobiliaria, Maybell Araya, mencionó que el edificio le permitirá al usuario minimizar el tiempo de traslados gracias a que se ubicarán en un punto céntrico como el Paseo Colón, en San José.

“Se incrementarán las horas útiles que una persona pueda dedicar a sus actividades personales; impulsando el comercio local al ofrecer una población que necesitará servicios como restaurantes, tiendas de abarrotes, esparcimiento”, señaló Araya.

LEA: Construcción sostenible en Costa Rica ya tiene sus cimientos

Torre 40 tendrá también espacio para el parqueo de bicicletas, tanto dentro como fuera de las instalaciones. Asimismo, al ser construido bajo los lineamientos de la certificación LEDD, garantiza la calidad del ambiente interior , la innovación y el diseño.

Este proyecto (que requerirá de una inversión de $35 millones) tendrá 41 pisos y casi 150 metros de altura, lo que lo convertiría en el edificio más alto del país.

La desarrolladora planea comenzar la construcción en el primer trimestre del 2017.

Sostenbilidad y financiamiento