Los precios que manejan estos establecimientos son mucho más accesibles que los de los restaurantes dentro de Barrio Escalante.

Por: AFP  7 diciembre, 2016
El espacio cuenta con dos Food Trucks que rotan constantemente y dos restaurantes fijos.
El espacio cuenta con dos Food Trucks que rotan constantemente y dos restaurantes fijos.

Un nuevo parque de Food Trucks intenta combinar lo mejor de dos barrios sumándose a la oferta de establecimientos en polos gastronómicos

El espacio se ubica donde termina la calle 33 de Barrio Escalante y comienza La California bajo el nombre de "Pulpería La Luz" y alberga una mezcla gastronómica que cambia constantemente para ofrecer a sus consumidores nuevas opciones de comidas y bebidas en un espacio de aproximadamente 500 metros cuadrados.

"Es una experiencia urbana distinta que trata de mezclar lo mejor de los dos barrios. Los clientes pueden encontrar dos Food Trucks que rotan constantemente y también dos restaurantes fijos dentro de un espacio techado con una barra de cervezas y bebidas artesanales para todos los gustos", comentó Jorge López, presidente de la asociación de Food Trucks y dueño del Food Truck Agüizotes.

Dos restaurantes; Killer Buns y Pizza Head, cuentan con un espacio cubierto dentro del complejo
Dos restaurantes; Killer Buns y Pizza Head, cuentan con un espacio cubierto dentro del complejo

En los últimos cinco meses, la respuesta del mercado hacia los Food Trucks y la comida callejera ha crecido un 30% según las empresas dueñas de este tipo de negocios, que no solo ofrecen sus servicios en espacios públicos sino también en eventos privados y otros espacios, por lo que la apertura de espacios como este permite que el negocio se desarrolle en el país.

Además de la gastronomía, en el espacio se desarrollan eventos como proyección de cine nacional y conciertos de música en vivo.
Además de la gastronomía, en el espacio se desarrollan eventos como proyección de cine nacional y conciertos de música en vivo.

En promedio, un Food Truck requiere una inversión entre $30.000 y $50.000 y posee una capacidad de 150 platos de comida por hora.

Para Jesús Bonilla, chef propietario de Killer Buns, un restaurante asiático ubicado dentro del espacio, resulta atractivo por la variedad de ofertas gastronómicas que allí se encuentran.

"Aquí hay para todos los gustos, desde comida asiática hasta pizzas y comida callejera. Es una oferta ideal para grupos grandes que salen a disfrutar de la gastronomía local en un espacio más informal", comentó Bonilla.

Los precios que manejan estos establecimientos son mucho más accesibles que los de los restaurantes ubicados dentro de Barrio Escalante. En promedio, no superan los ₡6,500 colones.

Además de la oferta gastronómica, el parque posee otros elementos que resultan atractivos para el público local. Cuenta con una galería a cielo abierto, música en vivo los fines de semana y cine al aire libre que proyecta producciones nacionales, festivales y otros eventos que amenan el lugar.

Cerca de 20 empresas manejan este modelo de negocio que tiene cerca de un año de existir en el país.