Farmacéutica estadounidense busca afianzar su posición en el mercado de los inyectables genéricos que en el 2020 representará unos $70.000 millones an nivel mundial

Por: Cristina Fallas Villalobos 5 febrero, 2015
Firma farmacéutica reduce en un 50% ganancias respecto al año anterior y en el 2015 espera una nueva baja.
Firma farmacéutica reduce en un 50% ganancias respecto al año anterior y en el 2015 espera una nueva baja.

La farmacéutica estadounidense Pfizer anunció hoy un acuerdo para comprar el fabricante de inyectables genéricos Hospira en una operación valorada en unos $17.000 millones.

"La compra de Hospira demuestra nuestro compromiso de utilizar de forma prudente nuestro capital para crear valor para los accionistas y aumentar nuestros ingresos y nuestro beneficio a corto plazo", dijo al anunciar el acuerdo el consejero delegado, Ian Read.

Según los términos de la propuesta de compra, aprobada ya por los consejos de administración de ambas empresas y pendiente todavía del visto bueno de los reguladores, Pfizer pagará en efectivo $90 por cada acción de Hospira.

Ambas empresas poseen operaciones en territorio nacional. Pfizer maneja desde Costa Rica el centro de operaciones comerciales para Centroamérica y Caribe donde se desarrollan actividades de mercadeo, médico, recursos humanos, legal, finanzas, servicio al cliente, facturación, asuntos regulatorios y corporativos, entre otros.

Asimismo, desde el 2013 instaló el Centro de Servicios Financieros, el cual apoya a 23 países en América del Sur, América Central y Caribe, con el objetivo de mantener el control y cumplimiento de diversos procesos a través de sistemas de centralización y estandarización. Las operaciones de la firma dan empleo a 249 colaboradores.

Por su parte Hospira, que cumplió 15 años de operar en el país en enero pasado, se dedica en el país a la manufactura de sets y bombas de infusión. Durante esos años, la multinacional efectuó varios procesos de expansión que permitieron la generación de empleo para cerca de 2.500 personas.

EF contactó a los representante de ambas empresas para conocer los efectos que tendría la compra sobre las operaciones en territorio nacional. Ante esto Pfizer indicó que el proceso de adquisión está en su etapa inicial por lo que no han realizado ninguna determinación sobre las operaciones y el personal.

"Lo que si podemos decir es que contar con el talento humano clave de ambas empresas es muy importante para dar continuidad al servicio de calidad que se merecen nuestros pacientes y clientes", cita la respuesta brindada por la farmacéutica.

Por su parte Hospira remitió las consultas a Pfizer.

Con esta nueva compra la farmacéutica estadounidense busca afianzar su posición en un mercado, el de los inyectables genéricos, que se estima que para el año 2020 superará los $70.000 millones en todo el mundo.

Hospira, con unos 15.000 empleados en todo el planeta, tiene siete décadas de experiencia en la fabricación de inyectables genéricos para el cuidado crítico y en la creación de soluciones integradas para la administración de la medicación de terapia de infusión.

La empresa también es conocida porque hasta hace unos años era uno de los principales fabricantes de pentotal sódico, el anestésico utilizado por todos los estados que aplicaban la pena capital a través de una inyección letal.

Las acciones de Pfizer, uno de los treinta valores del Dow Jones, lideraban las ganancias a esta hora con una fuerte subida del 3,40%, mientras que las de Hospira se disparaban un 35% en la Bolsa de Nueva York (NYSE) .

Esta información fue actualizada posterior a su publicación.