Cuatro empresas se alían para impulsar la desalinización del agua marina en el país

Ecosolutions, Geotest, GO Ambiente y GCI Ingeniería ejecutan desde los trámites hasta el mantenimiento de las plantas

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En enero pasado, Florida Inmobiliaria, división de la costarricense Florida Ice & Farm, anunció que construiría el primer proyecto de desalinización de agua del país.

Con la planta, que requirió una inversión de $2 millones, la firma procura abastecer de agua potable a todos los proyectos residenciales y hoteleros que desarrollan dentro de Reserva Conchal, en Guanacaste.

LEA:Empresas lograron ahorrar más agua en sus operaciones

Este tipo de iniciativa es la que quieren potenciar cuatro empresas nacionales que se aliaron para ofrecer una opción integral en proyectos de desalinización y de eficiencia del uso del agua para el sector hotelero en Guanacaste.

GO Ambiente, Geotest, Ecosolutions y GCI Ingeniería estrecharon sus manos con el objetivo de ser el mejor aliado empresarial en tiempos donde el agua escasea en el territorio guanacasteco.

André Taylor, uno de los voceros de Ecosolutions, destacó que la implementación de dichos proyectos garantiza que los pueblos tengan agua –suplida por el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA)– y que los hoteles también obtengan el líquido que requieren para sus diferentes necesidades pero de una manera más sostenible.

Estos sistemas no son nuevos ya que países como Estados Unidos, España, Japón, Israel, México y algunas islas del Caribe tienen camino recorrido.

¿Qué proponen? Las cuatro firmas se ocuparán desde los asuntos de papeleo hasta la parte técnica para poner en marcha una planta de desalinización de agua.

Por medio de estos equipos, se empuja agua marina a alta presión por una membrana en la que quedan la sal y la arena, que son devueltos al mar como salmuera.

“La idea es entregar un paquete completo a cada cliente, con llave en mano, ya sea el proyecto financiado, con los permisos ambientales, con estudios técnicos y todo lo que se requiere. Realmente, darles una solución integrada a cada uno de los clientes”, destacó Patrick Woodbridge, uno de los fundadores de Ecosolutions.

De esta manera, GO Ambiente se encargará de realizar las labores de tramitología, Geotest de la concepción del sistema, GCI de la ingeniería y Ecosolutions de las tareas de comercialización, mantenimiento y, de ser necesario, del financiamiento del proyecto.

Lo anterior dado que las firmas interesadas tienen la posibilidad de asumir todos los costos y, así, apropiarse del equipo, o entablar una relación de alquiler.

“La inversión, hablando de forma general, puede ser de alrededor de entre $100.000 y $150.00 por litro por segundo de capacidad instalada. Un litro por segundo son casi 90 metros cúbicos diarios”, explicó el representante de Geotest, Roberto Protti.

Una vez firmado un acuerdo entre las partes y en cuanto estén los permisos respectivos aprobados, se estima que el proyecto esté listo para operar en un periodo de seis a nueve meses.

Para este grupo empresarial, la desalinización del agua es una de las muchas decisiones que el sector hotelero puede implementar para ser más eficientes. Por ejemplo, destaca un sistema de circuito cerrado para la reutilización de las aguas residuales.

“No podemos darnos el lujo de botar el agua si sabemos cómo no hacerlo”, recalcó Taylor.

Caso Reserva Conchal

La implementación de una planta de desalinización en Reserva Conchal es parte de la estrategia integral que implementa Fifco en sus diferentes unidades de negocio con el fin de ahorrar y usar de forma eficiente el agua.

Sin embargo, Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de la compañía, reconoció que dieron el paso ante la sequía que afecta la zona costera de Santa Cruz y encontraron en la desalinización una opción para llevar agua a su desarrollo inmobiliario sin comprometer el recurso hídrico de las comunidades vecinas.

“Esta fuente de agua permite abastecer nuestro proyecto sin depender del régimen de lluvia de la zona. Asimismo, consideramos que se abre una alternativa para la ejecución de este tipo de proyectos en Costa Rica y en la región”, agregó la representante.

¿Cómo trabaja su sistema? Este capta el agua de mar a 200 metros de distancia de la playa con una profundidad de seis metros por una rejilla ubicada debajo del suelo marino.

Seguido, el agua marina se conduce por una tubería de poletileno de alta densidad submarina de 250 milímetros de diámetro, para bombearla hacia la planta donde se efectúa el proceso de osmósis inversa (transformación del agua salada a agua fresca).

Después, el agua potable se envía al tanque de almacenamiento para posteriormente ser usada en el desarrollo inmobiliario. Finalmente, se descarga la salmuera a 400 metros de distancia de la playa y con profundidad de siete metros por debajo del nivel del mar.

La prueba final de este sistema estaba programada para comenzar la segunda quincena de diciembre del año en curso.

LEA: Hoteles aplican diversas tácticas para ahorrar agua en Guanacaste

“La curva de aprendizaje permitirá a las autoridades un mayor conocimiento, y por ende, mayor agilidad y celeridad para aprobación de este tipo de iniciativas en el futuro cercano. Adicionalmente, la desalinización permite reducir la presión sobre los acuíferos al provenir de una fuente de alta disponibilidad como es el agua de mar”, dijo Sánchez.

Sostenbilidad y financiamiento