Preparando la transición

Las organizaciones deben tener planes para la salida de empleados claves

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

“Estoy en uno de mis mejores momentos dentro de mi organización y soy parte del grupo de los High Potential ’ sin embargo, quiero estar alerta a todas mis alternativas de carrera dentro y fuera de mi empresa. He visto a muchos High Potential perdiendo su empleo por muchas razones”

Este comentario de un ejecutivo de una importante empresa multinacional, evidencia una tendencia clara de muchas personas que en nuestros días están comenzando no solo a preguntarse sino a actuar de manera decidida frente al manejo de sus carreras dentro o fuera de sus organizaciones.

Las teorías por las cuales surge el outplacement (transición de carrera) en la década de los 60 en Estados Unidos son muchas, pero todas coinciden en que el propósito es apoyar la transición de personas que pierden su empleo después de haber contribuido a sus organizaciones y que se preguntan ¿y ahora qué voy a a hacer?

Se ha visto cómo los programas de outplacement , destinados para los individuos que perdían su empleo en las compañías, han hecho una diferencia en el cambio al encontrar un proceso estructurado que les ayuda a estos individuos a tomar decisiones sobre su carrera y vida, encontrando muchas veces que la verdadera razón de la pérdida de sus empleos está ligada a la pérdida de la pasión por lo que venían haciendo y que es tiempo de retomar, cuestionarse y prepararse para enfrentar la vida laboral o la independencia de una manera más estructurada y más seguros de lo que verdaderamente desean hacer.

Los programas de outplacement son contratados por las empresas para darles un apoyo a los colaboradores que deben ser desvinculados. Ahora, más del 80% de las personas que toman el programa dicen que se los deberían dar estando aún en sus organizaciones, ya que les hubiera permitido manejar mucho mejor situaciones críticas y les hubiera permitido tomar las riendas de su carrera a tiempo. Entenderán entonces que estos programas trascienden el hacer una hoja de vida o un entrenamiento en entrevistas.

Para quienes los están solicitando al interior de sus compañías, podrían tomar el nombre de desarrollo de carrera y básicamente ayudan a los trabajadores que están sintiendo sus carreras estancadas o con poca alineación entre su trabajo y sus intereses de vida, a evaluar todas las alternativas sin que ello signifique salir corriendo de la empresa, pues muchas veces un cambio interno es lo que se requiere para sentirse pleno y poder contribuir de manera adecuada.

Una oportunidad

Gerenciar carrera realmente es una oportunidad de oro para “relanzar” la carrera o el trabajo de una persona dentro de una organización, una oportunidad para oxigenar, permitir que fluya la creatividad a nuevas formas de hacer las cosas, plantearse nuevos retos, reencuadrar la vida y, en últimas, contar con un colaborador reenergizado, con toda la motivación y deseo de generar valor a su cargo y a su empresa.

Este alto en el camino, guiado y direccionado, podría significar que la persona concluya que ya su empresa no es el escenario en el cual quisiera seguir desempeñándose, por múltiples razones, lo cual llevaría a que las empresas definieran políticas para el manejo de estas situaciones. Sin duda será mejor apoyar a una persona para que tenga una salida digna de la empresa, a mantenerlo en la empresa desmotivado y seguramente improductivo.

Posiblemente, uno de los peligros que tenga abrir estos espacios por parte de las empresas sea el que trabajadores abrumados por circunstancias ajenas a su empleo, quieran acogerse a planes de retiro solo como una forma de salir de una crisis financiera y no por una verdadera evaluación de sus intereses y estilo de vida.

Siempre encontrar el balance es un reto en la vida de las personas y de las organizaciones, sin embargo, en un mundo lleno de cambios, donde las compañías requieren tomar medidas permanentes de vinculación y desvinculación de personas ante la fuerza con que la globalización mueve los hilos de la economía mundial, lo cierto es que las personas están trabajando seria y decididamente en cómo moverse en este mundo cambiante, al tiempo que tratan de establecer balances en su vida personal y laboral para sentirse plenamente satisfechos.

Las personas con o sin empleo, que quieren replantear su vida y sus carreras con mayor claridad son aquellos que logren manejar con sabiduría sus finanzas, es decir, ahorrando.

Tomar decisiones sobre su futuro de carrera y de vida a fuerza de compromisos económicos agobiantes, sin duda desvirtúa en buena medida las decisiones que toman las personas. Hacerlo en el momento oportuno y prepararse económicamente para lograrlo son claves para una vida profesional y personal de realización.

Sostenbilidad y financiamiento