En los últimos años, la exportación del sector cayó y las firmas ampliaron y mejoraron su oferta

Por: Evelyn Fernández Mora 23 abril, 2017
 Antho Ornamentales ubicada en Palmares de Alajuela, es una de las firmas que ejecuta investigación y desarrollo, nuevos procesos y empaques.Maneja una empresa hermana en Florida,Estados Unidos, llamada Florica Farms, que la refuera para mejorar su comercialización en ese país que es su principal enfoque en este momento. / Foto cortesía Antho Ornamentales.
Antho Ornamentales ubicada en Palmares de Alajuela, es una de las firmas que ejecuta investigación y desarrollo, nuevos procesos y empaques.Maneja una empresa hermana en Florida,Estados Unidos, llamada Florica Farms, que la refuera para mejorar su comercialización en ese país que es su principal enfoque en este momento. / Foto cortesía Antho Ornamentales.

De la mano de un mayor control de calidad, de la investigación y el desarrollo de nuevas variedades, además de buscar nuevos mercados o enfocarse en los más prometedores, las empresas exportadoras de plantas, flores y follajes están tratando de mantenerse en la competencia.

Compañías como Antho Ornamentales, Inversiones Palmeto, Capco Caribbean Plants Company y Agropecuaria Hermanos Pacheco, aplican estas medidas y las justifican en el hecho de que el sector ha atravesado una fuerte baja en las exportaciones.

Y es que seguir adelante en este sector no ha sido fácil en los últimos años.

Solamente la exportación de plantas ornamentales (de las más exportadas desde Costa Rica) fue $14,4 millones más baja en el 2016 respecto del 2013.

Es una caída no solo por precio, pues el volumen de ventas tuvo una reducción de 20.207 toneladas en ese mismo periodo, de acuerdo con la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Por su parte, las importaciones han bajado en monto, pero han subido en volumen. Eso significa que se está comprando más a un menor precio.

Sin embargo, varias de las empresas consultadas mencionan que la tendencia a la baja se inició desde el 2008-2009 por la crisis económica, y hasta este 2017 están empezando a recuperarse, luego de una serie de esfuerzos por innovar.

Diego Gil, gerente de Capco Caribbean Plants Company –firma que exporta el 100% desde hace 30 años–, comentó que actualmente se vende el 20% de lo que se colocaba en el 2005.

“En los últimos dos años, disminuimos las ventas en un 10%; sin embargo, el 2017 se han incrementado en un 5%”, dijo Gil.

Factores de impacto

Holanda es el país al que más se compra producto en los últimos años.

No obstante, se trata principalmente de materia prima para los productores locales, por lo que no es la importación desde ese país lo que afecta al sector.

Para Karina López, coordinadora de Investigación de Mercados de Procomer, en los últimos años, se ha dado una fuerte competencia de mercados como Colombia, Tailandia y Ecuador, entre otros.

“Básicamente, el problema se da con una disminución en el consumo internacional por la crisis económica, lo que crea una sobreoferta de plantas, por lo que no ha sido posible contrarrestar el incremento en los costos subiendo los precios”, manifestó Gil, quien también es miembro de la Cámara de Plantas, Flores y Follajes de Costa Rica.

Los empresarios mencionan, entre otros factores en contra, los altos costos de producción y mano de obra, combinado con la devaluación del colón.

Este aspecto ha impactado operaciones de empresas, por ejemplo, como Agropecuaria Hermanos Pacheco y Antho Ornamentales, ambas ubicadas en Palmares de Alajuela, pero con fincas en diversos cantones.

Julio Araya, gerente general de Antho Ornamentales, explicó que la crisis en 2008-2009 hizo que el mercado para ornamentales en Estados Unidos se contrajera en aproximadamente un 60%.

infografia
A su percepción, también los gustos y preferencias de los consumidores han cambiado, lo que ha obligado a planear nuevas formas de ingresar a este mercado, como nuevas variedades.

Precisamente, Estados Unidos es el principal mercado de exportación de plantas, flores y follajes, seguido de Holanda, Bélgica, Canadá y Alemania.

Desde 2013 al 2016, la empresa Inversiones Palmeto –ubicada en Guápiles y con 32 años de existir– ha bajado su actividad porque debieron dejar la venta de la Dracaena marginata por altos costos.

Asimismo, fue una de las afectadas por el cierre de las fronteras de la Unión Europea (en el 2015) de la variedad Phoenix roebelenii , por ser supuesto portador de la bacteria Xylella fastidiosa.

“En el caso de la Phoenix , perdimos toda la inversión y un cuarto millón de plantas. El bajonazo de ventas fue más o menos 45%. Lo que es el año 2017 parece que el mercado en general está mejorando algo”, informó Fritz Haas, gerente general de Inversiones Palmeto.

Varias de estas empresas han abierto o están en proceso de probar nuevos destinos como China, Japón, Canadá, Medio Oriente, Arabia Saudita, el norte de África y Turquía.

Aunque dichas compañías han sido exportadoras durante muchos años, algunas han encontrado oportunidades recientes a nivel local.

Tal es el caso de Agropecuaria Hermanos Pacheco.

Luis Carlos Pacheco, director de diversificación de la firma, informó que este 2017 empezaron un nuevo emprendimiento llamado Jardín Urbano, que procura ofrecer los servicios de venta y alquiler de plantas ornamentales, con precios muy competitivos y un servicio al cliente personalizado en Costa Rica.