Grandes empresas financian mejoras

Por: Leticia Vindas Quirós 11 agosto, 2013
 La ferretería HR Santa Clara incrementó sus ventas en un 17,5% en seis meses, de acuerdo con su dueño, Vinicio Hernández (camisa a rayas). En este local, ubicado en San Carlos, Alajuela, trabajan siete personas.
La ferretería HR Santa Clara incrementó sus ventas en un 17,5% en seis meses, de acuerdo con su dueño, Vinicio Hernández (camisa a rayas). En este local, ubicado en San Carlos, Alajuela, trabajan siete personas.

Las piezas que se herrumbraron y los taladros con polvo fueron removidos por inventarios más frescos, que permitieran mejorar las ventas de la ferretería HR Santa Clara, en San Carlos.

“Si los productos tienen telarañas, ya no se van a vender, hay que sacarlos de circulación, eso tuve que entenderlo para hacer el cambio”, confesó Vinicio Hernández, dueño del negocio y miembro del programa Retail de Fundes.

En esta iniciativa, grandes proveedores financian la capacitación para pequeños distribuidores, de manera que los primeros aseguran la venta de su producto y los segundos mejoran su ganancia.

Tras seis meses de formar parte del programa, esta ferretería mejoró sus ventas en un 17,5% con solo revisar sus inventarios, sacar de circulación lo innecesario y renovar mercadería. “Los clientes nos han dicho que se ve mejor”, añadió Hernández.

Hace dos años, Fundes inició este programa en el país con pulperías y desde hace poco más de un año con ferreterías.

La meta es llevarlo también a farmacias y al sector turismo, informó Elfid Torres, director general de Fundes Costa Rica.

En la primera etapa del programa, han participado 20 ferreterías y en la segunda fase participan otras 10.

Torres externó que lo complicado de desarrollar esta iniciativa en el país es que no hay fondos públicos destinados para este fin, y tampoco existen alternativas de la cooperación internacional, por lo que todo recae en el sector privado. Sin embargo, admite que ha habido buena apertura de los empresarios.

¿Cómo opera?

El programa funciona así. Las grandes empresas identifican, de la mano con Fundes, sus actuales o potenciales distribuidores.

Fundes abre la convocatoria y visita a todos los inscritos. Realiza un análisis sobre sus prácticas comerciales con el afán de determinar oportunidades de negocio y generar un plan de acción.

Se les capacita, además, en cuestiones como administración y servicio al cliente.

Si se requiere invertir, una parte la puede asumir el proveedor y otra el pequeño distribuidor, pero depende de lo que sea.

La mayoría de los primeros cambios son más de índole administrativa, de acomodo logístico y no tanto de inversión monetaria.

Para el pequeño empresario, el único costo son las eventuales inversiones que tengan que hacer.

Los resultados han lanzado beneficios positivos en ambas vías.

Igual que Hernández, de la ferretería HR Santa Clara, Roy Abarca es otro de los empresarios participantes que ha logrado incrementar las ventas de su negocio en un 22%.

La ferretería RyR se encuentra en San Carlos y se integró a esta iniciativa hace diez meses; cuenta con 14 empleados.

En su caso, los principales cambios han sido enfocarse en objetivos y roles concretos.

“A veces me ponía a vender, atendía algunos clientes puntuales o veía otros asuntos que no me corresponden, pero la recomendación es que tengo que enfocarme en lo administrativo”, externó Abarca.

Una de las empresas proveedoras es Construred. Christian Dedeu, gerente general de esta cadena, explicó que sin distribuidores exitosos, el negocio no camina.

“Profesionalizarlos es un objetivo fundamental para que ellos sean más competitivos y, por ende, sus negocios sean sostenibles en el tiempo, lo que también nos beneficia”, señaló Dedeu.

Tanto Hernánez como Abarca consideran que ahora el reto para sus ferreterías es mantener las buenas costumbres aprendidas en todas las áreas.

Consideran que también tienen pendiente mejorar la atención al cliente y continuar con capacitación en otras áreas.

Para Fundes, la meta es seguir incorporando más ferreterías y pulperías a retail y profesionalizando aquellos negocios que ya forman parte, para lo cual se requieren más empresas grandes que financien los costos.

En las ferreterías se ocupa más capacitación técnica; mientras que en las pulperías planean diversificar el negocio con la incorporación de un café Internet o servicios de pago

Usted puede obtener información de estos programas en Fundes, al teléfono 2209-8300.

Etiquetado como: