Por: Agencia AFP 17 enero
La British American Tobacco Plc está buscando un acuerdo para comprar la firma Reynolds American Inc.
La British American Tobacco Plc está buscando un acuerdo para comprar la firma Reynolds American Inc.

Londres.- La tabacalera propietaria de Lucky Strike tomará el control de Camel y de otras grandes marcas por casi $50.000 millones, buscando convertirse en líder en Estados Unidos y en el mercado del cigarrillo electrónico, informaron este martes las dos empresas.

El gigante tabacalero British American Tobacco (BAT) -propietario de marcas como Dunhill, Lucky Strike, Kent y Rothmans- adquirirá por $49.400 millones (46.500 millones de euros) el 57,8% del capital que todavía no poseía en Reynolds American, fabricante de Camel y Newport.

Los consejos de administración de los dos grupos aprobaron la operación. Una parte se hará en efectivo y otra a través del intercambio de acciones, anunció BAT este martes en un comunicado.

Por cada uno de los títulos de Reynolds, los accionistas del grupo recibirán $29,44 en metálico y 0,5260 acciones de BAT. Al final, la operación les aportará $24.400 millones en efectivo y $25.000 millones en acciones.

Esta suma supone una prima de 26% con relación a la cotización de la acción de Reynolds el 20 octubre al cierre, la víspera de que BAT anunciase que había presentado una oferta amistosa de compra sobre Reynolds, del que ya poseía el 42,2% del capital.

Los dos socios esperan cerrar la transacción durante el tercer trimestre de 2017. Antes debe recibir el acuerdo de los accionistas de los dos grupos y de las autoridades reguladoras en Estados Unidos y en Japón.

Si la transacción se lleva a cabo, esta operación será la más importante consolidación en el sector desde la compra por el mismo Reynolds de su compatriota y competidor Lorillard, el año pasado, por $27.000 millones.

BAT se convertiría en la primera empresa tabacalera que cotiza en el mundo, por ingresos y beneficio operativo. A nivel de número de cigarrillos vendidos, afianzaría su tercera posición mundial, detrás del gigante estatal China National Tobacco Corporation (CNTC) y Philip Morris International, que vende Marlboro fuera de Estados Unidos, así como L&M y Chesterfield.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco mata cada año a cerca de seis millones de personas, y la mitad de fumadores acaban muriendo a causa de ello.

Para BAT, el objetivo es implantarse en Estados Unidos. Con sus marcas históricas de Camel y Pall Mall, Reynolds ocupa la segunda posición en el mercado estadounidense, por detrás de Altria, que comercializa el famoso Marlboro.

Pese a algunas dificultades, el mercado de Estados Unidos es el segundo más importante en el mundo, detrás del chino.

El grupo británico también afirmó que sería uno de los líderes en el sector del cigarrillo electrónico.

Etiquetado como: