Con nuevos servicios, reponen caída de ingresos por salida de la planta de manufactura del país

Por: Evelyn Fernández Mora 19 abril, 2015
 Fortech reinventó su estrategia meses atrás y comenzó a innovar en nichos de mercado que han suplido con éxito las pérdidas que tuvo por dejar de ser proveedor de Intel. Creó su propia planta de producción de aceite dieléctrico.
Fortech reinventó su estrategia meses atrás y comenzó a innovar en nichos de mercado que han suplido con éxito las pérdidas que tuvo por dejar de ser proveedor de Intel. Creó su propia planta de producción de aceite dieléctrico.

Autotransportes Ojo de Agua tenía hace un año 23 unidades trabajando para trasladar personal de Intel Costa Rica, en Belén de Heredia, hacia diversas partes del país.

Ahora, tras 12 meses del cierre de la planta de manufactura, los ingresos de esta autobusera cayeron en un 70% al dejar de transportar a más de 700 personas que laboraban allí.

Dicha compañía logró mantener los servicios exclusivos a la multinacional para unas 650 personas de su Centro de Servicios Compartidos y de Investigación y Desarrollo, que aún requieren de transporte.

 Autotransportes Ojo de Agua dejó de percibir un 70% de ingresos por la salida de la planta de Intel. Redujo su flotilla de 23 a 7 unidades en un año.
Autotransportes Ojo de Agua dejó de percibir un 70% de ingresos por la salida de la planta de Intel. Redujo su flotilla de 23 a 7 unidades en un año.

Sin embargo, tuvo que despedir a la mitad de su personal (10 colaboradores), así como reducir su flotilla de 23 a 7 unidades, informó el gerente general, Juan Gerónimo Sánchez.

Por otra parte, la empresa Fortech dejó de percibir un 20% de sus ingresos al acabar del todo la relación comercial con Intel Costa Rica en setiembre del 2014.

Fortech suplía varias formulaciones y productos químicos para diversos procesos en la planta de ensamble de microprocesadores, explicó su gerente general, Guillermo Pereira.

El área eléctrica del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) también resintió la decisión de la multinacional.

Según Jesús Sánchez, director del negocio de distribución y comercialización, de la Gerencia de Electricidad del ICE, los ingresos en electricidad bajaron en un 25% por la reducción del consumo de energía que representaba la etapa de producción normal de la planta de manufactura.

Como estas tres organizaciones, al menos 300 proveedores más, entre pequeños, medianos y grandes, pudieron verse impactados en el transcurso de este año por la salida de esa operaciones del país, según datos recopilados por EF cuando se anunció la decisión de Intel.

En esta ocasión, el semanario consultó a siete empresas más que eran proveedores hace un año, sin embargo, no enviaron respuestas al cierre de edición.

Empero, algunas compañías al menos explicaron que no daban declaraciones porque se podían ver afectadas las relaciones comerciales que lograron mantener con Intel, o por respetar la confidencialidad de los contratos que en algún momento tuvieron con esa firma.

Por su parte, Intel se negó a dar información sobre el impacto en proveeduría luego del cierre de su planta de manufactura; no brindó la cantidad de proveedores antiguos que mantuvo tras su decisión, ni dijo cuántos tiene ahora.

La compañía tampoco dio a conocer si ejecutó o no algún plan de acompañamiento para coordinar nuevas oportunidades de encadenamientos para los proveedores que pudieron ser afectados.

Por su parte, también se le consultó del tema a la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), pero nos remitieron a la multinacional.

Proveedores innovan

Para los proveedores que dejaron de percibir o redujeron ganancias en el último año, el mejor aliado fue la innovación.

Autotransportes Ojo de Agua tomó la decisión de vender cinco de las unidades que brindaban servicios a Intel, y ahora enfoca sus esfuerzos en invertir, modernizar y fortalecer su otra empresa, Transportes Gerónimos Sánchez e Hijos, informó el gerente.

“Hace poco vendimos esos buses para comprar nuevas unidades que trabajan las rutas públicas que cubren zonas como San Joaquín de Heredia, San Antonio de Belén, La Rivera y Ojo de Agua en Alajuela, por ejemplo”, manifestó .

Fortech, por su parte, se ha mantenido expectante ante los cambios en la dinámica de inversión extranjera directa.

Pereira dijo que su empresa se concentra en el sector de industria médica, en la mejora de sus encadenamientos con proveedores locales e internacionales, y en la innovación mediante la asimilación de nuevas tecnologías, por ejemplo, para el tratamiento de aceite dieléctrico y el rescate de metales preciosos de componentes electrónicos.