En filatelia un sello puede ser poco relevante aunque sea innovador

Por: Jéssica I. Montero Soto 7 septiembre, 2013
 Estampillas como la primera, con porte de medio real (arriba) y la emisión especial de Cocorí (arriba, derecha), son consideradas por los coleccionistas como piezas con valor simbólico, pues comunican valores y elementos específicos de la cultura costarricense.
Estampillas como la primera, con porte de medio real (arriba) y la emisión especial de Cocorí (arriba, derecha), son consideradas por los coleccionistas como piezas con valor simbólico, pues comunican valores y elementos específicos de la cultura costarricense.

El objetivo de Correos de Costa Rica es motivar la filatelia, pero el nuevo sello de la colección de Parques Nacionales recibe críticas de expertos filatelistas. ¿Por qué? Según ellos, su precio y diseño no generan valor en una pieza de colección.

La filatelia es un pasatiempo en el que se va desarrollando alto grado de especialización y, de acuerdo con Luis Fernando Díaz, directivo de la Asociación Filatélica de Costa Rica, cada filatelista pasa por etapas o desarrolla formas diferentes de coleccionar estampillas.

En una primera etapa está el entusiasta que quiere todo lo que sale. A juicio de Díaz y del filatelista Álvaro Castro, serían los únicos interesados en el sello nuevo de Parques Nacionales, a pesar de ser el primero con formato circular que emite el país.

¿Qué le da valor a una estampilla?
¿Qué le da valor a una estampilla?

Para Díaz, “el formato especial no tiene relevancia. Tal vez si usted colecciona el país, compra todos, pero sin importar la forma. Algún especialista en sellos redondos compra dos: uno para pegarlo suelto y otro con la hojita. En competencias temáticas sellos tan modernos no entran. No vamos a atraer nuevos coleccionistas con estampillas así”.

Criterio similar externa Castro, para quien el precio es muy alto y el poco detalle de la zona de la fotografía destinada al sello lo hacen casi genérico.

Razón oficial

 El sello de Parques Nacionales es el octavo de la colección y fue lanzado para incentivar la filatelia.
El sello de Parques Nacionales es el octavo de la colección y fue lanzado para incentivar la filatelia.

“Los cuestionamientos son nuevos para nosotros, pues hasta el momento nuestra empresa no ha recibido ninguno, más bien, los filatelistas nos acompañaron el día de su lanzamiento y felicitaron dicha emisión. Es importante rescatar que la filatelia, como cualquier otro producto, puede ser del agrado de unos o de no aceptación por otros”, explica Álvaro Coghi, gerente general de Correos de Costa Rica.

Para esta institución, esta emisión fortalece la imagen del país y es un llamado a hacer conciencia sobre la importancia de los recursos hídricos. La colección consiste en 15 mil sellos postales, con valor de ¢1.500.

Además, Correos de Costa Rica indicó que este sello responde a una solicitud de la Unión Postal Universal (UPU), que motiva a las administraciones postales a celebrar el 40° Aniversario del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), con estampillas alusivas.

Así las cosas, solo el tiempo dirá si el agua del Braulio Carrillo estará en las colecciones de los filatelistas del futuro.

¿Cuál es el fin de la emisión?

Álvaro Castro Harrigan

Filatelista, presidente de ULACIT

¿Por qué es relevante para la filatelia este nuevo sello de Correos de Costa Rica?

Yo no creo que sea novedad, hace muchísimos años hay estampillas circulares. Y hay un asunto que me preocupa más ¿cuál es el fin de la estampilla? Cada sello tiene tres componentes: su uso como medio de pago, para divulgar los valores nacionales y ser un buen negocio. Pero este sello no los cumple, primero porque no existe ningún franqueo de ¢1.500, así que no circulará suficiente; no divulga valores, porque el diseño está equivocado, si usted tapa el resto y deja el círculo, lo que ve es como un charquito, realmente no dice nada. Y para terminar, ¿quién compra ese material? Niños o sus padres, porque nosotros ya tenemos nuestras colecciones hechas ¿Y los niños pueden comprar sellos de ¢1.500? Yo creo que no.

¿Por qué considera equivocado el precio de ¢1.500?

No es que esté mal cobrar ¢1.500 por una hoja, pero no con una estampilla que no dice nada. Además ¿en qué se usa? En lugar de una de ¢1.500, en el mismo papel pudieron haber hecho cuatro con las tarifas básicas: porte interno ¢275, Centroamérica ¢365, Europa ¢405 y África, Asia y Oceanía ¢545, serían ¢1.680, pero con cuatro sellos.