Negocios de deportes extremos pierden impulso en Costa Rica

Cantidad de comercios disminuyó un 15% en dos años

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /negocios/rafting-bungee-surf-deportes_extremos-certificaciones-Hacienda-negocios_formales_ELFCHA20150814_0001_5.jpg
    326x204
    Negocios de deportes extremos pierden impulso en Costa Rica
    / 14 AGO 2015

index

El nivel de adrenalina ha disminuido en el mercado de los negocios formales de deportes extremos en Costa Rica, y los comerciantes independientes se las ingenian para aplicar estrategias que los sostengan.

La cantidad de comercios que brindan servicios para hacer actividades como el rafting , bungee , surf y otros afines han presentado un decrecimiento de 15,2% del 2012 al 2014, según datos de la Dirección General de Tributación del Ministerio de Hacienda.

Sin embargo, no se sorprenda si, por ejemplo, visita alguna playa nacional y le sobra la cantidad de personas que, bajo el nombre de una escuela, le ofrece darle unas clases de surf.

La competencia informal y de instructores sin certificaciones en este deporte en particular sería uno de los aspectos que se verían reflejados en las cifras, comentó Andrea Díaz, propietaria de la escuela Waves Costa Rica.

Este negocio costarricense se ubica en Tamarindo, donde hay gran cantidad de instructores sin cerficaciones e, inclusive, extranjeros que no reportan al fisco nacional, aseguró Díaz.

Ciertamente, la Federación de Surf de Costa Rica registra 150 instructores certificados en todo el país y solo 50 de ellos con la licencia al día, informó el presidente Rándall Chaves.

Del 2012 a la actualidad, Wave Costa Rica ha sufrido una caída en ingresos entre un 30% y 45%.

“Antes, una clase de surf la daba por $60 y ahora la tengo que dar en $35”, comentó Díaz.

Asimismo, un cambio de comportamiento de los turistas, quienes ahora ahorran más, regatean precios y no dan propinas son otros aspectos que podrían estar impactando en la baja general de estos deportes de aventura.

Clima desfavorable

Fenómenos climáticos como El Niño (aumento de precipitaciones en algunas zonas) son otros elementos a los que están sometido este tipo de actividades y que, en los últimos años, ha generado bajas en la actividad como el rafting en la zona Norte y el Caribe.

Javier Steele, gerente de Mercadeo de la empresa nacional Exploradores Outdoors comentó que se han visto obligados a cancelar servicios estrella como los tour a los ríos Pacuare y Reventazón, en Siquirres de Limón, por las fuertes corrientes.

No obstante, Steele resaltó que, constantemente, invierten en innovar con un mejor servicio, comprar y sustituir equipos e indumentaria, y reforzar la calidad y capacitación del personal.

Asimismo, han fortalecido alianzas comerciales con agencias de viajes y hoteles, y cuentan con todas las certificaciones y seguros para la ejecución de las prácticas.

Para Díaz, hay un tema de regulación que está impactando, ya que aún ni la gente ni las autoridades toman conciencia de los riesgos y los requerimientos que debería involucrar la enseñanza de un deporte como el surf.

Agregó que ha salido adelante a puro esfuerzo personal, aunque deberían existir más opciones de financiamiento y apoyo, ya que los surfistas son los que han proyectado al país por sus méritos. Empero, este deporte debería abrir puertas a más negocios dirigidos por profesionales para formar profesionales.

Por su parte, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) informó que participa en patrocinios y promociones del nicho de deportes de aventura tanto a nivel nacional e internacional.

Alejandro Castro, director de Mercadeo del ICT, mencionó, entre otros, que realizan viajes de prensa de medios especializados en deportes de aventura y han ejecutado alianzas con empresas de ropa deportiva para promover el país en conjunto.

Resaltó la participación de Adriano de Souza (surfista brasileño del top 10 del mundo, según el WSL) en una gira promocional del país y la elaboración de video de turismo de aventura.

Sostenbilidad y financiamiento