Restaurantes combinan su canales de ventas

Empresarios buscan captar más clientes al tener restaurantes con atención completa y en food court

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La crisis que vive el sector gastronómico, como consecuencia de la sobreoferta, hace que los empresarios nacionales recurran a múltiples estrategias para mantener con vida su negocio.

Vender sus alimentos en restaurantes que dan atención completa y a la vez en locales que funcionan en food court , es una de las medidas a la que están apostando para captar una mayor cantidad de consumidores.

Una de las ventajas que brinda esta combinación es que se puede gozar de los beneficios que ofrecen los dos métodos de venta, por ejemplo, el tener un local con servicio a la mesa puede generar mayores ingresos pero implica una mayor inversión y más riesgo.

Mientras que en un food court la cantidad de dinero invertida es menor y se tiene acceso a una mayor cantidad de consumidores, lo que hace que el riesgo sea menor.

Sin embargo, para el mercadólogo, Antonio Jiménez, es importante que los empresarios no den por un hecho que ya por estar en una plaza de comida los visitará una gran cantidad de clientes.

En el país, Johnny Rockets, La Fonda Azteca y Tacontento son algunas de las empresas que optan por usar esos dos canales de comercialización pero conservando, en ambos formatos, el concepto con el que nació la marca.

Esa decisión aseguraría parte del éxito que buscan ya que, según el experto, es básico mantener la esencia debido a que los clientes buscarán la misma experiencia sin importar el modelo de venta con que se opere.

Otro de los riesgos que deben asumir los empresarios que usen esta estrategia es que se llegue a la “odiosa” comparación de precios entre un lugar y otro, creando así confusión en los clientes.

“Los precios en un food court son diferentes de los que se ofrecen en un restaurante original y ahí se genera el cuestionamiento de por qué aquí me venden en ¢1.000 y allá en ¢2.000”, manifestó el especialista.

En busca de más clientes

La cadena de comida rápida Johnny Rockets posee tres restaurantes en territorio nacional: dos con servicio a la mesa que se ubican en Lincoln Plaza y Multiplaza Curridabat, y uno que opera en el food court de Plaza Universal.

El primer local, que abrió en setiembre del 2013, tiene una extensión de 185 metros cuadrados y se invirtió $600.000. Por su parte, el segundo está en un área de 240 metros cuadrados y desembolsó $800.000.

Finalmente, el restaurante que se ubica en la plaza de comidas mide 78 m² y necesitó de una inversión de $400.000.

Andrea Rojas, gerente de marca de la firma en el país, indicó que consideran que la modalidad en plazas de comidas les puede ayudar a diversificar su negocio así como presentarle más opciones a sus clientes.

“Nuestro formato no es el tradicional, pues nos esforzamos por brindar la misma experiencia que nuestros clientes reciben en los restaurantes completos. En todos damos la experiencia Johnny Rockets, desde la comida hasta los bailes y la atención que se le brinda a cada cliente”, agregó.

La Fonda Azteca, restaurante de comida mexicana, es otro que apostó a la estrategia de desarrollar dos canales de comercialización, dando sus primeros pasos bajo la modalidad de food court al abrir en Plaza Rofas en San José y en el Mall San Pedro.

Alejandro Miguel García, gerente de operaciones de la firma, mencionó que ampliaron su presencia con la apertura de tres restaurantes con atención a la mesa que están en Momentum Pinares, Lincoln Plaza y Distrito 4.

Para esos establecimientos, la empresa creó un nuevo concepto que hace que los consumidores puedan disfrutar de una experiencia mexicana que no solo incluye las comidas sino también aspectos como la decoración.

Esa misma idea es la que pretenden llevar a todos sus restaurantes en food court, tomando como punta de lanza el local que abrirán en octubre próximo en el centro comercial City Mall.

“Una vez que veamos que funcione, lo adoptamos en los otros malls . La idea es trasmitir lo que nosotros compartimos en el restaurante”, destacó el gerente.

Agregó que para ellos los food court le ofrecen una menor inversión y menos riesgo porque hay una mayor afluencia de clientes y los precios son más accesibles, por lo que se puede llegar a un mayor nicho del mercado.

Un restaurante con servicio completo representa una mayor complejidad y requiere de una inversión más grande, pero se puede llegar a tener mejores resultados si se maneja bien.

En el caso de La Fonda Azteca, la inversión de un establecimiento con servicio a la mesa es de cerca de $300.000 y en un plaza de comidas alrededor de $120.000.

Otro restaurante de comida mexicana que también opera bajo las dos modalidades es Tacontento, que tiene cuatro restaurantes con atención completa y posee uno en food court , pero esta cantidad podría aumentar con la próxima apertura de un local en la Terminal Central 7-10.

El arranque de este establecimiento señalará el inicio de operaciones de una marca hermana llamada Taco Inn, que fue creada de forma exclusiva para funcionar en plazas de comida.

Randall Jara, propietario de la firma, explicó que esta nueva propuesta va dirigida a un público masivo que podrá comprar comida con buenos precios.

“En el fondo, es el mismo concepto nada más que el estilo de comida rápida. Tomamos en cuenta la velocidad en los tiempos de almuerzo y ofrecemos un precio más competitivo”, añadió.

Para esta nueva marca, que ofrecerá comida tipo mexicana taquería burrería, la inversión por local podría estimarse desde los $150.000 a $200.000.

Aplicando la estrategia

Estos son algunos de los restaurantes que trabajan con dos formatos.

Restaurante Servicio completo Locales en food court Próximas aperturas
Fonda AztecaMomentum Pinares, Lincoln Plaza y Distrito 4. Mall San Pedro y Plaza Rofas. City Mall en octubre 2015 con el formato de food court .
Tacontento / Taco InnPlaza Istkatzú, Plaza Bratsi, Plaza Antares y Mango Plaza.Avenida Escazú.Terminal 710 en agosto 2015 con el formato de food court .
Johnny RocketsLincoln Plaza y Multiplaza Curridabat. Plaza Universal. City Mall, Escazú Village y Terrazas de Lindora bajo el modelo de restaurante con atención a la mesa (fechas por definir).
Sostenbilidad y financiamiento