Consumidores pagarían más por el café a raíz del impacto de la roya

Las estimaciones indican que en la actual cosecha se presentará una pérdida del 10% y en la próxima de alrededor del 30%


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

A partir del segundo semestre del año comprar una bolsa de café o una taza de esta bebida podría costar más, según estiman los tostadores nacionales.

El posible incremento en el precio se debe al impacto que están sufriendo las plantaciones de café nacionales a raíz de la plaga de roya que los afecta.

No obstante, Irene Sáenz, directora ejecutiva de la Cámara de Tostadores, informó que los impactos más fuertes en el abastecimiento local se sentirán hasta la próxima cosecha, es decir, a inicios del 2014.

Las estimaciones indican que en la actual cosecha se presentará una pérdida del 10% y en la próxima de alrededor del 30%, por lo que la prioridad de los granos sanos serán las exportaciones. De toda la producción nacional, alrededor del 15% es para consumo local.

Hersel Orozco, gerente general de Tostadora El Dorado, comentó que al escasear el grano para consumo local subirán los precios de producción y, por ende, los costos para el consumidor final.

Sáenz explicó que una cosecha baja puede afectar a toda la cadena desde el productor: El beneficio porque al recibir menor cantidad de café sus costos serán mayores por fanega, al tostador nacional y al exportador, porque al ver reducida la oferta de café en las distintas calidades, deben competir por el disponible local para cumplir con sus compromisos y podrían no tener acceso a las calidades o precios que requieren.

Se suma que cuando se necesita importar café se trae de Guatemala, El Salvador u Honduras, pero estos países también están siendo afectados por el hongo.

"El tostador debe ir dando seguimiento a las calidades disponibles, al precio internacional y a los inventarios locales para tomar decisiones oportunas", añadió Sáenz.

La roya es una enfermedad causada por el hongo Hemileia vastatrix, que infecta las hojas del cafeto. La infección ocasiona la caída prematura de las hojas y, si hay ataques por insectos, mala fertilización y condiciones de crecimiento deficientes, los cafetos estarán en un continuo estrés y desbalance, lo que afectará negativamente la producción. Cuando el nivel de ataque aumenta, causa una maduración anormal, pérdida de calidad y caída del fruto. Además, debilita la planta lo cual podría obligar a podarla para renovar el tejido productivo.

Sostenbilidad y financiamiento