La empresa está valorando llegar a zonas fuera de la GAM

Por: Cristina Fallas Villalobos 14 octubre

Spoon cumple 40 años desde que abrió su primer local en Los Yoseses y, pese a que, posee 23 restaurantes y comercializa sus productos en casi 350 supermercados del país, no planea dejar de crecer.

La compañía prevé abrir, mínimo, un punto de venta por año, sin descartar locales fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM) y, además, en este mes pone en funcionamiento su plataforma para compras en línea.

Estas decisiones las toman reconociendo que el mercado costarricense es cada vez más atractivo para cadenas de restaurantes nacionales y extranjeras sobre todo por el perfil del cliente. Así lo explicó la gerente general de la firma, Clemencia Palomo.

¿Cuáles son los planes de crecimiento de la compañía?

Esperamos abrir dos restaurantes en este mes. Uno estará en Escazú Village, con 150 metros cuadrados, y el otro en Ciudad del Este, con 220 metros cuadrados.

“A tres años, las aperturas que vemos al menos óptimas son dos anuales, mínimo una. Siendo así, esperaríamos entre seis y tres locales de la marca”.

¿Estos se ubicarían en la Gran Área Metropolitana o ven la posibilidad de ir a otras zonas?

Nos interesa y creemos que hay una gran oportunidad fuera de la GAM, solo que para poder hacerlo hay que superar retos como la frescura, supervisión, disponibilidad y condiciones.

“Ya sabemos que el tema logístico en la misma GAM es complejo, por lo que hay que estar claros de cuál debe ser el requisito de visitación con distribución de productos si estamos fuera”.

“En el pasado tuvimos un local en Herradura, pero con el tema de la crisis tuvimos que cerrar. Ahora vemos potencial en Guanacaste y San Carlos; nos piden mucho en Limón y hasta Guápiles. Si hay posibilidades, estamos dispuestos a valorarlo”.

 Spoon abrirá al menos un local por año y fortalecerá sus ventas en línea
Spoon abrirá al menos un local por año y fortalecerá sus ventas en línea

Los restaurantes, ¿tienen una nueva imagen?

Estamos aplicando un nuevo diseño de los restaurantes que ya se ve en Calle O y que estará utilizándose en las aperturas de Ciudad del Este y Escazú Village.

“Hay un tema de experiencia, que el cliente se sienta en un ambiente más cálido, más cómodo y más moderno. El tema de la facilidad de cargadores eso se viene incorporando más intensamente en las nuevas aperturas.

“Además, hay un elemento que viene cambiando a nivel de visitación de los restaurantes y que tenemos que hacer un equilibrio. Entre semana la visitación es más de personas que van solas o acompañados de una sola persona, mientras que los fin de semana, es todo lo contrario.

“Entonces, tenemos que lograr manejar un mix de cómo acomodar los restaurantes. Calle 0, por ejemplo, tiene barra entonces es muy adecuado para el que va solo pero también tenemos mesas para dos o cuatro; es todo un reto a nivel de restaurantes”.

¿Cuál es uno de los grandes retos para la marca actualmente?

Siempre hablo de que la globalización y la digitalización nos transformó a todos. A nivel de tendencias de comida, se sabe qué está pasando en los otros continentes por lo que los negocios tenemos que estar investigando siempre, ya uno no se entera de lo nuevo solo si va a una feria en EE. UU. o México.

“Ahora hay que estar pegado en plataformas de información de ferias internacionales para saber todas las tendencias.

“Por otro lado, Costa Rica está lleno de negocios de comida porque somos un país modelo para validar conceptos de negocios, esto por el nivel de consumismo que tenemos, que nos hace ser más críticos a la hora de que viene algo al país, o la internacionalización de los mismos ciudadanos”.

Además de las aperturas, ¿en qué más están trabajando?

En el tema de conveniencia: tenemos el servicio a domicilio que es un canal de venta muy importante. Este mes vamos a lanzar una plataforma digital para hacer compras que sean enviadas por servicio a domicilio o bien si el cliente las quiere recoger.

Ustedes tienen 40 años en el mercado, ¿cómo ha cambiado el consumidor tico?

Creo que el consumidor costarricense ha cambiado mucho, inclusive en los últimos años... no hablemos de 40 años. Hablemos de los últimos años: ahora hay un consumidor mucho más exigente, más informado.

“El consumidor busca información de ingredientes, de tendencias y un montón de elementos más antes de venir al restaurante. Entonces eso también nos obliga a estar más informados.

“También tienen menos tiempo, todos estamos siempre apurados, con los segundos contados; el tráfico no nos ayuda. Así que espera un servicio más rápido, pero bueno y a buen precio”.