La marca, operada en la región por Premium Restaurants of America, tiene presencia en El Salvador, Guatemala y Panamá

Por: Cristina Fallas Villalobos 14 octubre, 2015
David Batres, director general de Starbucks para Centroamérica, asistió a la inauguración de local número ocho en Costa Rica.
David Batres, director general de Starbucks para Centroamérica, asistió a la inauguración de local número ocho en Costa Rica.

La cadena de cafeterías Starbucks crece en el país a un ritmo más acelerado que en El Salvador, Guatemala y Panamá, y eso respalda la rápida expansión y el plan de abrir 15 puntos más en los próximos cinco años.

Esto no deja de sorprender a Premium Restaurants of America, empresa que maneja los derechos de la marca en Centroamérica desde el 2010 cuando abrieron la primera cafetería en El Salvador.

Los números respaldan al país. Por ejemplo, en tierra salvadoreña se opera desde hace cinco años y se planea cerrar el 2015 con 10 locales; mientras que, en Costa Rica abrieron hace tres años y también terminarán el año con 10 cafeterías.

La clave del éxito está en crear una conexión entre los baristas y sus clientes sin dejar de lado la innovación y la calidad en cada uno de sus productos, según explicó David Batres, director general de la marca para la región, quien habló con EF de este y otros temas.

¿Cómo sienten el ritmo de crecimiento en el país?

- Costa Rica ha sido una magnífica sorpresa, la verdad es que, por lo general, el crecimiento de las franquicias es un poco más lento. Sin embargo, ante la respuesta de los clientes a nuestro concepto y el llamado de nuestros clientes a seguir abriendo tiendas en otras áreas geográficas, pues hemos tenido que acelerar el ritmo.

"Los planes de crecimiento no paran acá y estamos todavía buscando opciones en algunas provincias a las que no hemos llegado y que vamos a llegar en los próximos meses".

¿El crecimiento de Starbucks en Costa Rica ha sido mayor que el de los otros países en los que tienen operaciones?

Nosotros empezamos en 2010 en El Salvador, 2011 en Guatemala, 2012 en Costa Rica y 2015 en Panamá. Hoy por hoy, lo vamos a cerrar con 10 tiendas en El Salvador, 7 tiendas en Guatemala, 10 en Costa Rica y 3 en Panamá. Por supuesto que crece más rápido; ha sido donde hemos llegado más rápido a las 10 tiendas.

¿Qué tiene la marca que conquistó a los consumidores costarricenses?

- La gente viene a nuestros lugares por una taza de café, se queda un poco más de tiempo cuando encuentra un lugar cómodo y bonito. Pero vuelve por la conexión humana con nuestros baristas, nosotros entendemos que el centro de la experiencia de Starbucks son las relaciones humanas, es más que una transacción comercial.

"Por supuesto que somos muy apasionados por el café, por la calidad, por los lugares, por la limpieza, sin embargo, esos son elementos que se pueden replicar".

Ustedes planean abrir 15 cafeterías más en los próximos cinco años. ¿Pretenden mantenerse dentro de la Gran Área Metropolitana o ir a otras zonas fuera de ella?

El plan es crecer a nivel nacional, los puntos específicos aún no los tenemos. Pero si estamos convencidos de que el crecimiento tiene que ser a nivel nacional. La idea no es solo quedarnos en San José y muestra de esto es la reciente apertura en Alajuela.

¿Algunas de las cafeterías que inaugurarán en los próximos años tendrán autoservicio como la de Los Yoses (que abrirá este 15 de octubre)?

- Sí, el de Escazú que abrirá a finales de este año también tendrá y otros también podrían ofrecer este servicio.

"Con el ritmo de vida que tiene nuestros clientes y también con los problemas de tráfico que hay en todo el mundo, el tema de autoservicio ha sido muy bien recibido. A veces la gente no tiene el tiempo para entrar, saludar y quedarse, solo necesita algo que le de energía en un momento rápido.

"Es un sistema bastante rápido, tenemos estudios de tiempos y movimientos para que el cliente entre y salga rápido y pueda seguir con su rutina de trabajo sin muchas interrupciones".

Hemos visto el crecimiento de Starbucks, pero también la llegada de otros fuertes competidores como Juan Valdez, y se espera que inicie operaciones La Borra del Café en el 2016. ¿No les preocupa que el mercado nacional se sature?

- Siempre estamos pendientes de nuestros competidores, los conocemos, los respetamos y entendemos que hacen un magnífico trabajo, sin embargo, creemos que por la aceptación que hemos tenido hasta el momento y por el éxito que hemos tenido en otros lugares del mundo, que si hacemos nuestro trabajo como debe de ser y respetamos los lineamientos, los clientes van a seguir viniendo.

"La competencia es buena, estimula el consumo y además beneficia a los caficultores".

¿Planean abrir en otros países de la región?

Estamos estudiando a cuáles otros países queremos entrar, por lo que no sorprendería que pronto anunciemos la llegada en otro país.