La firma abrirá una cafetería para mejorar la experiencia de los visitantes

Por: Cristina Fallas Villalobos 13 marzo
 Hacienda Alsacia comprende 240 hectáreas, de ellas 170 tienen plantaciones de café y 10 de estas últimas son dedicadas la investigación. Desde la compra, algunos lotes empezaron un proceso de renovación.
Hacienda Alsacia comprende 240 hectáreas, de ellas 170 tienen plantaciones de café y 10 de estas últimas son dedicadas la investigación. Desde la compra, algunos lotes empezaron un proceso de renovación.

Starbucks Coffe Company anunció que en el 2018 habilitará un centro de visitantes dentro de Hacienda Alsacia, en Poás de Alajuela, la única finca de café que tiene la marca a nivel mundial.

La compañía, a través de un comunicado de prensa, explicó que este nuevo centro permitirá a los visitantes de todo el mundo obtener un entendimiento más amplio sobre el trabajo de agronomía que la compañía ha estado realizando e invirtiendo por dos décadas.

"Nuestra tostadora de café en Seattle, Washington, ofrece una de las experiencias de retail más completas en la actualidad, en donde la exhibición del trabajo artesanal del café está a plena vista. Tenemos una gran oportunidad de demostrar lo que ocurre en las fincas de café para que nuestros clientes comprendan el toque humano y el cuidado que se le dedica a cada taza de café", mencionó Cliff Burrows, presidente del grupo Siren Retail and Global Coffee de Starbucks.

Los visitantes de Hacienda Alsacia y de la cafetería podrán explorar un área de 4.273 metros cuadrados. Esto comprende conocer desde la planta hasta un campo de café, el proceso húmedo de molido y el patio de secado, tostado y preparación del grano.

Desde la compra de la hacienda, que se realizó en el 2013, Starbucks la ha mantenido como una típica finca cafetalera con el fin de aprender más sobre los recursos necesarios para cultivar café Arábica de la más alta calidad.

La inversión en el Centro de Investigación y Desarrollo sobre el cultivo del café mostrará el impacto de $100 millones invertidos por Starbucks en compromisos de abastecimiento ético, los cuales no solo se desarrollan en suelo nacional.

En el país, por ejemplo, se ha invertido en el desarrollo de plantas de café híbridas en el vivero de la finca en colaboración con expertos de la industria para contrarrestar directamente el impacto del cambio climático en la industria del café, incluyendo el aumento de la roya en algunas partes de Latinoamérica. Solo en el 2015, Starbucks donó miles de plantas de cinco híbridos de café diferentes desarrollados a través de su investigación al Instituto del Café de Costa Rica.

Aunado a esto el pasado 26 de enero la firma presentó el primer café cultivado en su finca costarricense, el cual se llama café Alsacia y está a la venta únicamente en las tiendas del país.

La compañía ha ofrecido café a Costa Rica desde que abrió sus puertas en 1971 pero estrechó aún más sus relaciones en el 2004 al abrir su primer Centro de Apoyo al Caficultor. Asimismo, la marca tiene 11 tiendas en el país que son operadas por su socio estratégico Premium Restaurants of America.