Gina Castillo, embajadora de la marca, está en el país "para combatir la mala imagen del tequila"

Por: Jéssica I. Montero Soto 29 octubre, 2013
Gina Castillo trabaja para Don Julio desde hace ocho años y en 2013 fue designada embajadora para Latinoamérica y el Caribe.
Gina Castillo trabaja para Don Julio desde hace ocho años y en 2013 fue designada embajadora para Latinoamérica y el Caribe.

Costa Rica se convirtió en el tercer mercado en importancia en Latinoamérica para el tequila Don Julio, lo cual motivó el envío de una embajadora especial a este país y el destino de más recursos para su promoción.

"Mucha gente tiene una percepción mala del tequila y esta visita es para cambiar esa percepción, que la gente sepa que es una bebida de calidad, con diferentes maneras de degustarla y disfrutarla", explicó Gina Castillo, embajadora regional de tequila Don Julio para Latinoamérica y Caribe.

La ejecutiva explicó que, precisamente, la necesidad de cambiar esa percepción es fundamental dado que nuestro país es un mercado relevante para la marca, el tercero en consumo detrás de México y Colombia.

La visita de Castillo busca una mejor comprensión del mercado local para la marca, con el fin de potenciar su desempeño. " Costa Rica es el mercado más fuerte en Centroamérica, es donde más se consume tequila Don Julio y es el más importante para nosotros", explica Castillo. Esta es la primera vez que Don Julio destina recursos específicos de mercadeo para esta parte del mundo. "Es mi primer viaje y ahora mi trabajo es venir seguido, estar al tanto de todo", asegura Castillo.

En América Latina y el Caribe, Castillo asesora y ejecuta programas de educación para los consumidores y el comercio. Sus mercados prioritarios incluyen a Colombia, Costa Rica, República Dominicana y Puerto Rico. Don Julio tiene cuatro presentaciones disponibles en el país, el blanco (más básico, sin añejamiento), reposado (8 meses en barricas de roble americano, responsable del 80% de las ventas), añejo (18 meses en roble) y 1942 (dos años y medio en roble).

"Hay tequilas de tequilas, algunos son más de fiesta y no tienen un sabor para degustarlo bien, pero los de calidad tienen sabor y la propuesta es dejarle saber a la gente que hay diferentes niveles en las bebidas. El tequila Don Julio se obtiene a partir del agave azul, que se tarda de 7 a 10 años para crecer y los tequilas que ocupan agaves con menos tiempo, que no están maduros, no van a obtener el mismo sabor. Es como comer una fruta que no está madura", asegura la ejecutiva.

Para ella, la mala imagen de esta bebida alcohólica es histórica. "Los primeros que salieron no eran de calidad, más bien era algo que se le daba a los turistas para que rápido se emborracharan.El tequila es un alcohol estimulante y a veces no se sabe cuándo parar, pero si estás consumiendo uno 100% agave, lo disfrutas despacio y lo respetas, entonces ya no genera esa percepción", explicó.

Debido a sus raíces mexicanas, Castillo recomienda tomarlo alternando con sangrita, una mezcla de jugo de tomate y especias picantes, popular en México. "Depende del tiempo del día y la ocasión, pero a mí me gusta mucho tomarlo solito, con la sangrita. Los sabores se complementan muy bien", comenta.

Etiquetado como: