Procura a diario que los productores de café a quienes les compran para exportar, desarrollen una agricultura sostenible

Por: Eugenia Soto Morales 23 noviembre, 2013
El Financiero | Archivo
El Financiero | Archivo

Convertir la sostenibilidad en una ventaja comparativa. La frase podría sonar como un mensaje aprendido que se incorpora en los discursos cuando se habla de medio ambiente.

Podría parecer trillada; incluso, como una forma de mostrarse responsable con el planeta.

Sin embargo, la labor de Tomás Gutiérrez Acuña ha sido precisamente convertir esas palabras en hechos y lo ha logrado.

Gutiérrez es el gerente de sostenibilidad para Costa Rica y Nicaragua de la firma FJ Orlich-Ecom. La compañía se dedica a la exportación de café y Tomás trabaja directamente con el grupo de productores del grano, para que cumplan con los estándares mundiales que les permita seguir conquistando el mercado.

La compañía compra el café en fruta, la procesan y la exportan, pero en ese trayecto, asesoran a sus proveedores para que mejoren los ingresos, aumenten la productividad en sus fincas, tengan un mejoramiento genético y más variedades.

“Les damos asistencia técnica, programas de renovación de cafetales, certificación, mejoramiento e insumos”, cuenta Gutiérrez.

Esas capacitaciones las hacen a unos 2.400 productores certificados, de los cuales la mayoría son pequeños.

Ellos producen principalmente en Tarrazú, Orosí, el Valle Central y el Valle de Occidente.

“Empecé a hacer esto solo, hace 7 años. Hoy ya somos un equipo de 13 ingenieros agrónomos que trabajamos con los productores”, dice Gutiérrez, quien tiene a su cargo la estrategia de consolidar este servicio de manejo sostenible, no solo en Costa Rica, sino también en Nicaragua.

Con estos programas de certificación para cumplir con mejores prácticas de producción, la compañía ha logrado acceder a mercados que hace seis años eran inalcanzables.

Crearán nueva norma

El grupo trabaja además en la creación de su propia norma de sostenibilidad para los productores que les venden el grano.

La idea es poder medir el impacto ambiental y enfocar las áreas donde se requiere mayor asistencia técnica.

“Permitirá tener un estándar de trabajo, porque implica una certificación de los técnicos internamente. El potencial es que desde Costa Rica vamos a implementar una norma de sostenibilidad a los demás países del mundo”, dice Gutiérrez.

En estos momentos, están en el proceso de validación de la norma, para aplicarla tanto en los pequeños como en los grandes productores, con el fin de generar mejora continua en las fincas.

El trabajo de los técnicos estará en una plataforma que es la misma de todos los países, por eso tendrán almacenamiento global de datos, lo que garantiza que esa información estará en una plataforma web.

El trabajo de Gutiérrez continúa para consolidar esa sostenibilidad como una ventaja para mantenerse en ese mercado global.

En detalle

Formación: Ingeniero Agrónomo de la UCR y máster en Administración de Empresas del Tecnológico.

Fecha de nacimiento: 19 de enero de 1982.

Trayectoria profesional: Hizo pasantía en FJ Orlich-Ecom y ahí se quedó.