La empresa ofrece un concepto de ciclismo en interior junto a pesas de mano

Por: Cristina Fallas Villalobos 21 agosto
Las sesiones en Alma Studio tienen una duración de 45 minutos.
Las sesiones en Alma Studio tienen una duración de 45 minutos.

Hacer ejercicio en un cuarto cerrado, con luces de vela y música, es parte de la propuesta que ofrece Alma Studio desde que abrió su primer local en noviembre del 2016.

Ahora, la firma tiene el objetivo de llegar a dos localidades más próximamente.

Jaime Maroto, cofundador de la firma, mencionó que invirtieron $150.000 y contrataron seis personas para el primer establecimiento que se ubica en el centro comercial Galería Escazú, en San Rafael de Escazú.

La marca planea abrir el segundo Alma en Curridabat y el tercero en Santa Ana. No suministraron las posibles fechas de aperturas.

"Alma es un indoor cycling inspiracional. Cuarenta y cinco minutos es todo lo que se necesita, es un cardio quema grasa, un ejercicio de cuerpo completo ya que añadimos pesas de mano y trabajo de torsos, y coreografías para trabajar el torso", agregó Maroto.

El representante agregó que las reservaciones de sesiones se hacen desde la página web, así como el pago. "Se hace la reservación como cuando se va al cine, la persona escoge donde se quiere sentar".

Este concepto se suma a otros operados en el país que pretenden acaparar la atención de los consumidores con nuevas técnicas. Entre ellas Electro Body Center, Warfit Training Center y Andamio Escuela de Movimiento.

Dichas firmas echan mano de estímulos eléctricos, hamacas especiales y hasta llantas.

Asimismo, otra empresa internacional ha mostrado interés en el mercado nacional: Anytime Fitness, que da servicio las 24 horas los siete días de la semana a un precio de unos $60 promedio al mes.