Sello de trazabilidad mejoró comercialización del frijol

Papa y maíz también tienen el sello

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Dos de las principales razones por las cuales un consumidor opta por productos que cuentan con sellos de origen son por apoyar a la producción nacional y porque indican calidad en el proceso de producción.

Los productores de frijol están entre los sectores que optaron por esta alternativa para mejorar sus ventas.

Luego de enfrentar problemas de comercialización desde el 2007, el año pasado el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en conjunto con el Consejo Nacional de la Producción (CNP), lanzó el sello “100% producto de Costa Rica” enmarcado en una campaña que logró la venta total del grano en la cosecha 2012 y parte de la del 2013.

Un sello de trazabilidad establece la ruta mediante la cual fue hecho el producto, desde su materia prima hasta su empaque. Así, puede indicarse con exactitud dónde fue hecho y bajo qué condiciones.

Compra de valor agregado

Desde el 2007, el costo de los granos a nivel mundial disminuyó, lo que puso en aprietos a los frijoleros, pues resultaba más barato importar el grano que comprarlo aquí.

Durante tres años enfrentaron serios problemas para colocar su producto, pues se sumó además un incremento en la producción local.

A inicios del 2012 se implementó el sello de trazabilidad y se logró una alianza con Walmart y otras cadenas de supermercados para la colocación del grano en sus puntos de venta.

En este caso, el sello funge como un valor agregado al producto.

“Los consumidores eligen productos de buena calidad y precio. Si este es hecho en Costa Rica, muchos los prefieren porque saben que es algo ‘propio’”, comentó Anabella Ruiz de Freeman, coordinadora regional de Desarrollo de Proveedores Pyme de Walmart.

Un sello de este tipo permite también ofrecer calidad, de acuerdo con Marianella Araya, directora de Desarrollo de Negocios de GS1.

“Cada vez más los competidores son más exigentes y cuidadosos con su consumo, la seguridad alimentaria y el seguimiento de los procesos”, añadió Araya.

Variedad de sellos

Además del frijol, la papa y el maíz cuentan con sus propios sellos de trazabilidad.

Fuera del área agrícola existen también marcas para productos nacionales, tales como el sello pyme que entrega Walmart a las empresas que participan del programa “Una mano para crecer”. Actualmente, ofrecen al menos 2.000 productos con esta característica.

Ruiz comentó que los proveedores han reportado crecimiento en ventas de hasta un 25% luego de contar con esta marca.

Otra ventaja de optar por el sello es que las empresas productoras implementan una cultura de buen manejo de información y constancia en el cumplimiento de requerimientos de trazabilidad a lo interno del proceso productivo, explicó Araya.

Estos datos facilitan el manejo de situaciones especiales que requieran retiros de emergencia del mercado, pues se identifica rápidamente el producto.

Sostenbilidad y financiamiento