• Secciones
  • Pymes
  • Noticias

EMPRESAS DEL SIGLO XXI

Con los informes corporativos, más no siempre es mejor


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La presentación de informes corporativos es un reto constante para los consejos de administración pues, aunque no preparan las declaraciones, deben aprobar y asumir la responsabilidad por estos.

Los informes han aumentado en complejidad y volumen durante los últimos años ya que en ocasiones deben cumplir con requerimientos establecidos por los organismos que elaboran los estándares contables. O, también, con diversos reguladores que, en ocasiones, están duplicados o generan conflicto y reflejan diferentes estándares para presentación de informes en distintas jurisdicciones, etc.

La más frecuente causa de “ruido” en muchos informes corporativos es la inclusión de información irrelevante: “más” definitivamente no ha significado “mejor”.

A nivel mundial, los reguladores están preocupados debido a la cantidad de contenido repetitivo y falta de transparencia en las declaraciones de muchas empresas.

Entes como el IASB, el US FASB y la SEC están buscando formas para reducir las declaraciones excesivas y mejorar la calidad de la información. En el 2014, el Centro para la Calidad de la Auditoría y el Instituto para la Responsabilidad Corporativa de George Washington University dieron recomendaciones para mejorar la eficacia de los informes, entre ellas:

• Proporcionar resúmenes ejecutivos que destaquen solo los cambios realizados en comparación con la presentación del año anterior.

• Estratificar los factores de riesgo de acuerdo con las cuestiones específicas y no específicas de la empresa.

•Requerir un “Informe Estratégico” con los objetivos y estrategias de la compañía.

Los informes transparentes y útiles pueden hacer mucho más que solo atraer a los inversionistas, también puede ganar el apoyo de otras partes interesadas como empleados, clientes, comunidad y otros.