CONTRAPUNTO

Columna Contrapunto: Los dos lados de la educación

Opinión sobre el editorial anterior. Un caso inspirador. Edición 930

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Por muchos años, la educación nacional se ha visto influenciada por corrientes europeas importantes que nos han inspirado con su conocimiento y han enriquecido el quehacer educativo de los costarricenses.

No es de extrañar que la educación de los europeos hoy siga siendo una de las mejores del mundo, incluso con la problemática económica y social que viven. No se debe olvidar esa fusión cultural es enriquecedora, la cual hace al mundo mucho más multicultural y multilingüístico. Algo que es necesario hoy para lograr funcionar en los mercados internacionales.

Lo único que me da pena es la poca posibilidad económica que muchos de nuestros estudiantes tienen de beneficiarse de estas posibilidades privadas, como es el caso del Colegio Europeo. Cualidades de esta oferta académica deberían estar presentes en cualquier institución, sea pública o privada. Surge la pregunta: ¿qué hace la diferencia?.

Desgraciadamente, la respuesta es el insumo económico. La educación es una porque los temarios son los mismos, según el Ministerio de Educación Pública, pero los resultados son diferentes. En el lado privado, los grupos de clase rondan los 20 estudiantes; mientras en el lado público los grupos sobrepasan los 40 estudiantes. A esto se suma las importantes deficiencias en infraestructura que presentan algunos centros educativos.

No digo que la educación privada sea mejor que la pública, pero no puedo dejar de ver las condiciones que benefician a los estudiantes del mundo privado. Deberíamos buscar el apoyo de instituciones, como el Colegio Europeo, que podrían enriquecer la educación pública de nuestro país.

Sostenbilidad y financiamiento