Columna Contrapunto: Antes y después de Obama

Energía, riesgo y oportunidad. Edición 919

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

“Energía: riesgo y oportunidad” se tituló el editorial de la pasada edición. Esto debe ser de continua consideración en sociedades modernas y es de legítima pertinencia, independientemente de la visita del presidente Obama.

Quedó la sensación de que algo más era necesario decir, y se trata de la consideración de qué hacer tecnológicamente para aprovechar los recursos energéticos geotérmico, eólico, derivado de biomasas o fotovoltaico.

Se citó el aspecto legal de barreras para aumentar la generación de electricidad, pero no la consideración de acciones de desarrollo e innovación para lograrlo. Esto conduce a creer erróneamente que solo se requiere de un discurso político para el aprovechamiento de fuentes renovables de energía. Debe primero desarrollarse tecnología específica o adaptar la existente para situaciones propias ambientales, económicas, sociales y del entorno físico.

Se indicó que el país tiene la capacidad de llenar sus propias necesidades energéticas con base en fuentes renovables, lo cual contrasta con la realidad de las penurias de todos conocidas. El país sí tiene la potencialidad para generar más electricidad usando fuentes renovables, pero esta debe ser desarrollada.

Por ejemplo, PalmaTica o El Pelón de la Bajura usan sus biomasas agrícolas residuales como combustible para sus necesidades energéticas (eléctrica y térmica). Pero eso no fue inmediato a una decisión, sino producto de actividades de desarrollo e innovación.

Este es el tipo de actividad científico-tecnológica que el país necesita para el pleno desarrollo de sus potencialidades energéticas.

INCLUYA SU COMENTARIO