Contrapunto: Desigualdad en la imagen



  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

El editorial de El Financiero habla de imágenes (se basa en una encuesta de opinión), no de realidades. Las universidades privadas no tienen canales de televisión, periódicos de circulación nacional y ni estaciones de radio para transmitir la realidad de lo que hacen, como las públicas. Algunas de ellas, solamente hacen publicidad en los tres periodos anuales de matrícula, y no las 52 semanas del año como las otras. Eso puede explicar la línea informativa de la prensa.

Esta realidad contradice la afirmación editorial de que “las universidades privadas llevan a cabo fuertes inversiones en publicidad”. Sí aciertan al señalar que hacen fuertes inversiones en infraestructura, aunque no cuentan con subsidios estatales, y sus únicos ingresos son las matrículas de los estudiantes.

La mayoría de los estudiantes universitarios ticos están en universidades privadas porque el Estado no los atiende; ¿qué harían sin esta opción?; gradúan el 63% de los profesionales del país, investigan y hacen extensión sin ser carga para el contribuyente.

El Estado, lejos de apoyarlas, trata de deprimir su desarrollo, por medio del Conesup, que no es un órgano de acompañamiento como Conare. El día en que el Conesup asuma una visión país con normas de calidad y no con criterios arbitrarios, entonces su aporte al país será mucho mayor.

En Unire le apostamos a la calidad sobre tres bases: inspección de calidad (no la hay), acreditación y exámenes de incorporación. El día en que se realicen estos exámenes, las universidades podrán, mediante un parámetro común, ser jerarquizadas en función de sus resultados y no en función de sus imágenes.

INCLUYA SU COMENTARIO