CONTRA PUNTO

Columna Contrapunto: Equilibrio fiscal, gastos e ingresos

El gasto primero. Comentario sobre editorial de la edición 1016

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El Presupuesto Nacional para el 2015 es el más escudriñado en décadas por el crecimiento del déficit desde hace varios años. Detener el desequilibrio fiscal obliga a un sacrificio de los sectores y no siempre hay disposición de contribuir de modo decidido y positivo.

No es factible disminuir el déficit fiscal con solo recortes. El Presupuesto Nacional posee una elevada rigidez: 95% de las partidas se asignan por mandato constitucional o legal y responde a la necesidad de contratar servicios, comprar bienes y gastos de capital.

El Poder Ejecutivo está dispuesto a realizar recortes, pero las dinámicas generadas por las fuerzas opositoras dificultan los acuerdos. El Ministerio de Hacienda asumió un compromiso con las fracciones del PAC y del Partido Unidad Social Cristiana de presentar un presupuesto extraordinario con reducciones significativas, el cual está ya en la corriente legislativa. No es una acción aislada: en la liquidación presupuestaria del 2014 se redujo el déficit proyectado de 6,1% a 5,6%.

Es impostergable elevar los ingresos vía tributos, adaptándolos a la realidad económica y productiva. La propuesta del Ejecutivo se enfoca en actualizar los impuestos de renta y ventas y en mejorar la recaudación. La Administración Tributaria requiere herramientas contra la defraudación, la evasión y la elusión. Este gobierno presentó a la corriente legislativa varias iniciativas contra el fraude y el contrabando.

El Poder Legislativo debe aprobar leyes que permitan más y mejores ingresos y más capacidad para luchar contra la defraudación, la evasión y la elusión. El sector productor y la ciudadanía tendrán que contribuir con el pago en tiempo y forma de los tributos.

Sostenbilidad y financiamiento