Costa Rica está perdiendo rueda


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Desde hace tiempo vemos cómo nuestra querida Costa Rica pierde la rueda, –utilizando frases típicas del ciclismo–. Habíamos sido líderes en Centroamérica y más allá, teníamos más de una rueda por delante pero hemos venido "perdiendo rueda".

Logramos colocar deuda en mercados financieros internacionales a precios competitivos, pero la más reciente de las emisiones mostró otra realidad y su costo fue alto para el país. La situación se agrava con la opinión de las principales calificadoras de riesgo que le han dicho al mercado de diferentes formas que: "Costa Rica está perdiendo rueda".

LEA TAMBIÉN: Deterioro fiscal y caída en calificaciones golpearon rendimiento de nuevo eurobono de Costa Rica

Nuestro país es caro, ya no solo si el benchmark es con nuestros vecinos, lo es incluso en comparación con países de Suramérica y del viejo continente; una realidad que no beneficia a nuestros turistas, y que nos pone en desventaja frente al surgimiento de nuevos destinos. 

Cuba, Panamá y Nicaragua empujan con fuerza, con cierta ausencia de protagonismo, pero pareciera que planean una "fuga del pelotón", fuga en la cual nuestro país parece no estar en capacidad de reacción.

La complejidad del congreso ensalzado en señalamientos y juicios políticos y un gobierno de turno, al cual no se le puede culpar de una compleja maraña de problemas madurados por más de 30 años, no dejan espacio al avance.

"Empleo, empleo, empleo", palabras de un premio nobel en el pasado, ponen el dedo en la herida y evidencian nuestra "pérdida de rueda", las recientes estadísticas muestran una tendencia poco halagadadora de dos dígitos en nuestra tasa de desempleo, cifra que nos pone en la cola de toda la región centroamericana.

¿Cómo bajamos esos dos dígitos con un problema de competitividad tan complejo? Esa es una pregunta para la que se tienen muchas respuestas técnicas de excelentes profesionales costarricenses, pero hay poca voluntad política, no hay capacidad en los grupos de presión para ceder.

Entonces, si sabemos el qué y el cómo, lo que nos frena es el cuándo. Parecen privar los intereses particulares, pero hacer el cambio debe ser pronto, de lo contrario la "pérdida de rueda" implicará sacrificar calidad de vida para nuestra gente.

Sostenbilidad y financiamiento