Columna enfoques: El segundo


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Esta es una elección diferente. Lo que se discute no es quién va de primero, sino quién llegará de segundo. No hay dudas sobre la ventaja de Araya, lo que no sabemos es quién y cómo llegará a la meta después.

El gran desafío estratégico para sus rivales es posicionarse como la alternativa frente al exalcade. ¿Cómo lograrlo?

Transformarse en un vendedor de futuro más atractivo que los demás podría dar algunos réditos. Es lo que trata de hacer Guevara con sus promesas de empleos y computadoras.

Polarizar la campaña, reduciéndola a un enfrentamiento con el candidato del Gobierno, es la ruta que sigue Villalta al acusar a Araya que solo se acuerda de los pobres para regalar pasta de dientes.

Atacar al PLN y al Gobierno como nidos de corrupción puede ser una línea de acción y es lo que intenta Solís; sin embargo, esta estrategia debe vincular al candidato con ambos para ser efectiva.

Los resbalones de Araya con la leche y los casados tratan de ser capitalizados para posicionarlo como candidato de los ricos, insensible a las necesidades populares. Sin embargo, los errores de todos los candidatos en esta materia impiden el contraste.

Quien quiera llegar de segundo y aprovechar una probable segunda vuelta, no puede posicionarse exclusivamente como buen vendedor, debe comparar su producto con la narrativa de Araya y señalar sus insuficiencias. Nadar solos en su carril no los llevará a la victoria.

Araya, como un líder en ciclismo, lleva acumulado el tiempo de etapas anteriores y se limita a permanecer en el pelotón y no quedarse atrás. Sus rivales tienen que intentar la escapada en cada etapa, en búsqueda de victorias parciales que les permitan acercarse, pero la ventaja del palmareño es grande.

Si logran reducir el tiempo, alguno quedará a una distancia respetable, lo que le permitirá empezar en condiciones de igualdad la etapa final (segunda vuelta).

¿Quién se desprenderá del grupo y llegará de segundo?

Sostenbilidad y financiamiento