OPINIÓN

Columna Enfoques: Hechos de los ‘Panama Papers’


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El origen de los “Panama Papers” es tan ilegal como una parte de su contenido.

“ Hackear ” los archivos privados de un bufete de abogados siempre dará para escandalizar pues los abogados están, entre otras cosas, para resolver dilemas éticos, para encontrar soluciones dentro de los límites de la ley, pero muchas veces cerca de su margen.

LEA: Glosario práctico para entender los Panama Papers.

El manejo tendencioso, irresponsable e ideológicamente cargado que se dio a la cobertura en el Semanario Universidad desprestigió la investigación hecha sobre el material disponible.

Tener sociedades, cuentas y fundaciones en el extranjero, aun en paraísos fiscales, es parte de estrategias de diversificación de riesgo, de optimización fiscal, de preferencia personal, de flexibilidad ante los mercados; y sí, algunas veces se da para ocultar maniobras de evasión fiscal, de lavado de activos y de corrupción pública y privada. La mayoría de las veces no es para actividad ilícita, pero a veces sí.

Los paraísos fiscales existen por una razón: una alta demanda por sus servicios. El más grande es Suiza, seguido de cerca por Hong Kong (China) y Delaware (Estados Unidos). Panamá es apenas una pequeña fracción de ese mercado y la firma Mossack & Fonseca apenas una fracción del mercado de Panamá.

LEA: ¿Cuál es la relación de las offshore con la erosión fiscal?

Las empresas de seguridad cibernética están trabajando horas extra en aumentar la seguridad de los paraísos fiscales y de las firmas que en ellos operan. Buen negocio para alguien que pone a pensar quién está atrás del “ hackeo ”.

Una cacería de brujas sobre quienes simplemente están mencionados en un documento legal en Panamá vendrá a alimentar la desconfianza entre grupos de nuestra sociedad, perjudicará sin necesidad a inocentes ante la opinión pública y, en el caso de encontrarse irregularidades, constituirá solo una pista, pues un documento obtenido ilegalmente, manipulado por periodistas y presentado de manera equivocada, no constituirá evidencia en un caso judicial.

Hechos y datos. No especulaciones.

Sostenbilidad y financiamiento