ENFOQUES

Qué cambiará


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Aunque es más el tema de esta columna cuando la escribe don Constantino, he querido especular sobre qué cambiaría en política exterior si es electo uno u otro candidato en los Estados Unidos, tras las elecciones del próximo 6 de noviembre.

El presidente Obama tiene su mente en otras latitudes y en temas locales, como debe ser, dadas las circunstancias de su gobierno.

En el extranjero, el gobierno de Obama ha tenido que lidiar con cuatro temas fundamentales: la crisis económica global y en particular la crisis europea, y la relación bilateral con China, tan compleja para un Estados Unidos que pasó de dictar condiciones a una relación de “iguales” en los últimos años.

Además, las guerras de Iraq y Afganistán son el tercer enfoque para su gobierno y, por último, la crisis del Medio Oriente, la llamada primavera árabe, que dio al traste con el gobierno de Túnez, Egipto y Libia y desencadenó la guerra civil en Siria.

Con todo esto aún vigente, queda claro que el gobierno de Obama no se enfocará sobre Latinoamérica y mucho menos sobre el “Gran Caribe”.

Sus breves “incursiones” en esta región han ido dirigidas a Colombia, con sus tratados comerciales y apenas con México por el problema que comparten en la frontera común.

¿Cambiaría en algo esto de llegar Romney a la presidencia? Mi opinión es que no, Latinoamérica, y ya no digamos Costa Rica, simplemente no están en el radar ni político, ni comercial de los Estados Unidos. Quizás Romney ponga algo más de atención a la parte comercial, pues su formación y vocación lo inclinan hacia allá, pero ahí los grandes temas siguen siendo Europa y China.

Por eso creo que más que preocuparnos por esto, la estrategia de diversificación de inversionistas y mercados que ha seguido Costa Rica es la correcta.

El gran mercado, Estados Unidos, sigue siendo clave, pero nosotros no seremos su prioridad y enfoque, gane quien gane.

Sostenbilidad y financiamiento