La carta del lector ¿Existe calidad en el transporte público costarricense?


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Todas las grandes ciudades en el mundo cuentan con un sistema de transporte público delicadamente estructurado, eficiente y de gran calidad. Pero, ¿cuál es la realidad en nuestro país?

Las unidades que se utilizan para el transporte público llevan muchos años en circulación por lo que presentan deterioros tanto físicos como mecánicos. Las rutas de los autobuses saturan la ciudad capital, lo que dificulta la movilización de todas las personas provocando que los tiempos de traslado aumenten considerablemente.

En muchas ocasiones parece que ni siquiera se les brinda mantenimiento mínimo. Normalmente se encuentran sucios y los diferentes dispositivos que los usuarios utilizan para indicar las paradas no funcionan la mayor parte del tiempo, lo que ocasiona disturbios entre los pasajeros y el conductor del autobús.

Por lo anterior y muchas otras cosas más, nos damos cuenta de que no contamos con un servicio de transporte público de mala calidad. Gran parte de la población hace uso de estos medios para movilizarse hacia el lugar de trabajo o de estudio y regresar a casa, y realmente estamos urgidos de un cambio.

Si las tarifas están calculadas adecuadamente, ¿por qué no se hacen notar las mejoras? ¿Al menos se intenta mejorar?

Si el país desea mejorar en esta área, requiere de un cambio tanto en las entidades reguladoras, como por parte de los proveedores del servicio, los conductores y de los mismos usuarios.

Si los usuarios notamos todas estas fallas, ¿por qué las entidades reguladoras – que son las que pueden implementar los cambios– no lo ven?

Sostenbilidad y financiamiento