ENFOQUES

Contraste


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Costa Rica es el país más innovador de la región latinoamericana, el mayor exportador de productos y servicios de alta tecnología y conocimiento, y presenta uno de los sectores empresariales más sofisticados en sus estrategias y formas de crear valor.

En 25 años hemos crecido en 15 veces las exportaciones de bienes y servicios del país.

Costa Rica es el país con peor calificación en infraestructura de la región.

Es la tierra de la trocha que es hoy el barreal más largo de la región y con la mitad de sus puentes colapsados; de la platina; de una reparación de 11 kilómetros (entre Manolo’s y el aeropuerto) que inexplicablemente tomará más de dos años completar, y de derrumbes constantes en nuestra principal ruta de exportación…

El sector externo es ejemplo de continuidad de políticas y de la única sucesión organizada que hay en el sector público de nuestro país.

Desde 1982, año de fundación de Cinde, Comex (entonces Minex) y de la reforma de Procomer (entonces Cenpro); ha habido continuidad de políticas, exministros de comercio que ocupan la presidencia de Cinde y viceversa, exministros de Comercio en puestos clave en Washington, la UE y China, un equipo con tres generaciones, hoy con una experimentada Anabel González a la cabeza, y con excelentes elementos como Gabriela Llobet y Fernando Ocampo ya listos para ocupar el liderazgo del sector cuando les corresponda en un futuro gobierno.

Nadie quiere ser ministro de Obra Pública y Transportes. Es un sector sin visión de nación, sin continuidad de esfuerzos, sin plan de sucesión, sin capacidad técnica. Ha habido gente de gran temple y talento al frente del MOPT, pero en una lucha cuesta arriba con una institución obsoleta, cansada e incapaz.

Todos los sectores debieran crear la capacidad técnica y de liderazgo que hay en el sector de comercio e inversiones.

Es la única forma de alcanzar grandes metas. Toma tiempo pero, como está a la vista, vale la pena.

Sostenbilidad y financiamiento