EDITORIAL

La candidatura de Anabel González ante la OMC es un tema de interés nacional


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Nueve gobiernos, entre ellos el de Costa Rica, han presentado candidatos al cargo de director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), para suceder al francés Pascal Lamy, cuyo mandato vence el próximo 31 de agosto.

La candidata costarricense, la ministra de Comercio Exterior, Anabel González, tiene una destacada trayectoria en temas de comercio internacional, incluyendo haber sido jefe negociadora de Costa Rica en el tratado de libre comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos (Cafta), directora de la División de Agricultura de la OMC y consultora internacional.

La OMC fue establecida formalmente en 1995, producto de las negociaciones de la Ronda Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales que tuvo lugar entre 1986 y 1994. La integran 157 países y en general sus decisiones se adoptan por consenso de los países miembros.

Entre sus funciones están administrar el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) y otros importantes acuerdos comerciales, y servir de foro para negociaciones comerciales y para la resolución de diferencias comerciales entre los países.

La última ronda de negociaciones, la Ronda de Doha iniciada en el 2001, no ha podido llegar a una conclusión por falta de acuerdos en temas sensibles, sobre todo subsidios a la agricultura. Esto ha representado, sin duda, un golpe para la organización, pero no disminuye su importancia y la magnitud de sus competencias.

Entre los retos del nuevo director general estará justamente darle un nuevo impulso a las negociaciones de la Ronda de Doha y buscar formas de abordar los desacuerdos en materia agrícola.

Costa Rica es un ejemplo de un país pequeño que ha sido capaz de integrarse exitosamente en la economía mundial, gracias a políticas sostenidas de apertura comercial, suscripción de tratados comerciales y atracción de inversión extranjera, implementadas a lo largo de las últimas dos décadas en gran parte gracias al impulso de Anabel González y el equipo de trabajo del Ministerio de Comercio Exterior.

También hemos utilizado con éxito los mecanismos de solución de controversias comerciales de la OMC, en áreas muy relevantes para el país como textiles y banano.

La trayectoria del país en el ámbito del comercio internacional complementa la notable trayectoria de nuestra candidata.

Cierto, somos un país pequeño, poco relevante en el panorama económico mundial, lo que puede hacer el reto más difícil. Pero ser un país pequeño también podría jugar a favor de nuestra candidatura, dependiendo de las circunstancias.

Conforme a los procedimientos de la OMC para la elección del director general, la fecha límite para presentar candidaturas se cerró el pasado 31 de diciembre. El próximo 29 de enero se celebrará una reunión formal del Consejo General, integrado por todos los países miembros, en la que se presentarán los candidatos, y la elección deberá efectuarse por consenso a más tardar el 31 de mayo.

Para Costa Rica, esta candidatura es un tema de interés nacional. El solo lanzamiento de la candidatura ha puesto al país en los primeros planos en el ámbito del comercio internacional. La eventual elección sería de gran beneficio para la imagen del país y fortalecería aún más la presencia y el reconocimiento de Costa Rica en la OMC y demás foros internacionales.

INCLUYA SU COMENTARIO