Lo que no explica el ICT


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Es grave que la funcionaria Roxana Arguedas, como cabeza de la generación de estadísticas del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), omita decirle al público por qué, en entrevista con EF, sostuvo, una y otra vez, que es incorrecto utilizar los términos “turistas” en lugar de “llegadas internacionales”, al difundir los indicadores turísticos a laciudadanía.

Es grave porque el propio Ministro de Turismo y la empresa Comunicación Corporativa, en los comunicados institucionales, describen los resultados ante el público precisamente de la forma en que ella critica.

Textualmente, Arguedas dijo ante Luis Álvarez, periodista institucional; Andrea Rodríguez, periodista y coautora del reportaje, y yo, desde su oficina, lo siguiente, que consta en un audio en manos de EF:

“Una ‘llegada’ es una ‘llegada’. Por eso no le llamamos ‘turista’. En la prensa le llaman ‘turistas’, ‘visitantes’ o cualquier sinónimo, pero son ‘llegadas’. Ahora, ¿cuántas personas? Ese conteo la Dirección de Migración no lo hace”, dijo la funcionaria.

Arguedas lleva razón en esa cita, pues el ICT usa los datos de “llegadas internacionales” de la Dirección General de Migración y Extranjería como una mera aproximación o proxy a la cifra de turistas, como ella lo reconoce, y no como el número de turistas mismos, un dato que no se contabiliza.

Es por lo aceptado por Arguedas en entrevista con EF que cuando los comunicados de prensa del ICT utilizan títulos con frases como “Llegada de turistas por la vía aérea aumentó un 8%”, incluyendo el término “turistas” en lugar de “llegadas internacionales”, se mal informa a la prensa y a los ciudadanos.

El propio ministro del ramo incurre en tales imprecisiones al reportar, en conferencia de prensa, tales estadísticas, de la forma criticada por Arguedas.

A la ligera

Más allá del lenguaje impreciso que utiliza oficialmente el ICT, los ciudadanos no conocen las claras limitaciones de la información turística oficial, las cuales fueron reconocidas por Arguedas y debieran provocar una comunicación institucional menos ligera y descuidada que la actual.

Debiera advertirse que tales cifras incluyen “revisitantes” y gran parte de las visitas de extranjeros con permisos de trabajo (no turistas). También que se contabilizan llegadas de personas que transportan carga y atraviesa las fronteras sistemáticamente.

Los datos que usa el ICT permiten también que personas que ingresaron al país y no registraron su salida tres meses después, queden contadas en las llegadas internacionales.

Sin embargo, ni Arguedas en su respuesta, ni los comunicados de prensa del ICT, informan con transparencia sobre las limitaciones de sus indicadores estadísticos. Tampoco sobre las contradicciones dentro del ICT.

El autor es periodista del Semanario El Financiero.

Sostenbilidad y financiamiento