CONTRA PUNTO

Educar es invertir

Opinión sobre el editorial anterior. Las deudas de la educación. Edición 1.009.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El abordaje en torno al mal llamado “costo de la educación nacional” no debe perder de vista la importancia dos premisas fundamentales: la naturaleza multivariable de un servicio educativo, y que la educación no debe ser vista como un costo o un gasto, sino como una inversión social que tiene impacto a corto, mediano y largo plazo en el desarrollo del país. El crecimiento en la inversión para atender a un estudiante tiene varias explicaciones que no están relacionadas con ineficiencia. El Ministerio de Educación Pública ha emprendido diversas acciones que apuntan al mejoramiento de la calidad de la educación en Costa Rica de forma integral, las cuales conllevan una inversión promedio por estudiante más alta. El Ministerio de Educación Pública bajo la premisa de brindar una educación para la vida que fomente la creatividad e innovación y potencie el desarrollo humano con equidad y sostenibilidad en el contexto de centros educativos de calidad ha establecido en el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018 las siguientes acciones: Incrementar la cobertura en niños de 4 años, jóvenes de 12 a 16 años y del idioma inglés en primaria. Disminuir la cantidad de estudiantes de III Ciclo y Educación Diversificada que abandona las aulas. Dotación de docentes de educación especial en primaria para la atención de necesidades educativas especiales. Nuevas oportunidades para jóvenes y adultos: flexibilización, trabajo en la empresa, educación a distancia, fortalecimiento de la calidad de los colegios nocturnos. Centros educativos líderes en prevención y atención a la violencia. Programa de fortalecimiento de la educación indígena.

Sostenbilidad y financiamiento