La nueva terminal en Moín es una oportunidad de desarrollo nacional


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Moín puede ser la pieza clave de una economía más fuerte y mejor conectada con el mundo.

El año 2018 puede marcar un hito en el desarrollo social y económico de Costa Rica, cuando inicie la operación de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), concesionada a la empresa holandesa APM Terminals.

Este escenario se refleja en los estudios realizados por la consultora danesa QBis Consulting, que midió el impacto socioeconómico de la TCM en el país, y la Academia de Centroamérica, que estimó el efecto potencial de esta terminal en la provincia de Limón.

La inversión en la nueva terminal hará que la conectividad marítima supere la de Guatemala, Ecuador, Colombia, Chile, Brasil y Panamá. Una mayor conectividad conduce a una reducción de costos de transporte y logística, y a una mayor competitividad, la cual es necesaria para lograr mayor producción.

LEA: El proyecto TCM y su impacto ambiental.

Los resultados de los estudios apuntan, además, a que la operación de la TCM tiene el potencial de mejorar el desarrollo socioeconómico de Limón.

Solamente en el 2018, cuando comience a operar esta terminal, Japdeva recibirá por concepto del canon de concesión la suma de $12,5 millones, cifra que irá en incremento año con año. Por ejemplo, en el 2025, a siete años de que la TCM haya iniciado operaciones, se calcula que esta institución habría recibido $140 millones provenientes del canon del 7,5% de los ingresos brutos del operador de la TCM.

Estamos ante una oportunidad única de obtener recursos que cambien la realidad limonense. Japdeva cuenta con un Plan Regional de Competitividad para el periodo 2012-2022 que incluye 39 proyectos claves para el desarrollo de la zona. De esos proyectos, 27 son de corte regional, cuya inversión alcanza $184 millones y que, de considerarse prioritarios, podrían ser financiados con los ingresos del canon de la concesión durante los primeros diez años de operar la TCM.

LEA: “En febrero del 2018, Moín operará al 100%”.

Para dar una idea de lo que estos ingresos representan, el monto del canon en los primeros cuatro años equivale al costo del hospital regional, estimado en $55 millones.

Impacto nacional

El estudio de QBis Consulting mide el impacto potencial de la TCM a todo el país. Se estima que el incremento en el comercio internacional, por el aumento de la conectividad marítima y la disminución de los costos de comercio, se podría ver reflejado en alrededor de $2.900 millones adicionales de valor agregado de la producción, y que durante toda su operación se podrían generar potencialmente 147.000 empleos directos e indirectos en todo el país.

No obstante, para que estos beneficios potenciales se materialicen, será necesario realizar esfuerzos en otras áreas críticas de la competitividad del país como son el capital humano, la agilidad en los trámites, los costos de la energía, la calidad de la infraestructura vial especialmente la a ampliación de la Ruta 32, entre otros.

Para que, además, la provincia de Limón pueda beneficiarse de este impulso en la actividad económica, es necesario que se fortalezca la gestión municipal, la calidad y pertinencia de la educación, se mejore la seguridad ciudadana y se impulse la actividad turística.

Las oportunidades están para aprovecharlas y, ante este prometedor panorama, el desafío está en que la empresa privada, el Gobierno, la Asamblea Legislativa, las municipalidades y la sociedad organizada trabajen en conjunto para hacer de la nueva terminal de Moín una pieza clave de una economía más fuerte y mejor conectada con el mundo.

*Economista / Presidenta de la Academia de Centroamérica

Sostenbilidad y financiamiento