Opinión: Fifco aclara su participación


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

En referencia al artículo publicado en la última edición de El Financiero (N° 979), del pasado 7 de julio, titulado “Papagayo atrae nuevas inversiones”, nos vemos en la obligación de aclarar que la siguiente información publicada es incorrecta:

• En la portada de dicha edición, el titular que menciona que “solamente Fifco destinará $467 millones en gran desarrollo”.

• El subtítulo del artículo en la página 6 de dicha edición, que destaca que “Fifco invertiría $467 millones en desarrollo de 311 ha”.

• El párrafo sexto indica que la quinta fase, “la última de ellas ejecutable en el 2022”.

La interpretación dada a la información contenida en el expediente D1-12745-2014, presentado ante la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena), es incorrecta ya que:

• La naturaleza de nuestro negocio es la de actuar como desarrollador maestro del proyecto, no la de ejecutar cada uno de los componentes contemplados en el plan maestro sometido para la aprobación de su viabilidad ambiental. Realizada la infraestructura básica, se buscará la venta y cesión de derechos para que terceros desarrollen dichos componentes hoteleros y residenciales, como es usual en cualquier desarrollo urbanístico de uso mixto como este.

• La cifra de inversión que se suministra en dicho expediente tiene como propósito servir de base para el cálculo de las garantías ambientales que debe aportar el desarrollador, North Península Holdings.

• De ninguna forma debe o puede interpretarse que la cifra de $467 millones es la que nuestra empresa tiene previsto invertir en este proyecto.

• El expediente indica que se estima iniciar la quinta fase en el año 2022.

Se reitera que en este momento la empresa únicamente se encuentra desarrollando el diseño de la infraestructura básica del proyecto, es decir, el diseño de a) la calle de acceso y b) infraestructura para la alimentación eléctrica, agua potable, aguas negras y telecomunicaciones. Ya que lo anterior representa una obligación derivada del contrato de concesión con el ICT que debe estar finalizada en el 2018.

El resto de los componentes que se describen en el expediente cuentan únicamente con un diseño conceptual a nivel de uso de áreas de la propiedad. Este permiso se tramita por la totalidad de los componentes previstos para el proyecto, pero no se tiene certeza de cuándo se construirá cada fase, pues esto dependerá de la oferta y demanda del mercado inmobiliario internacional, y las fechas consignadas en el expediente son para efectos de referencia de la evaluación de los eventuales impactos ambientales.

De la redacción

El expediente dice textualmente que el proyecto consiste en el “desarrollo (construcción y operación)”de lo citado. Allí, también se indica que la cifra señalada es el “monto de inversión presupuestado para el proyecto”, el que será desarrollado por Fifco. Según el ICT, la firma está obligada a cumplir no solo con infraestructura básica. En nuestra nota, se indica que la fase 5 sería ejecutada a partir de 2022. Gisela Sánchez, de Fifco, fue consultada sobre la dimensión del proyecto, su inversión y objetivo.

Fuente Setena, ICT y Redacción EF.

Sostenbilidad y financiamiento