Opinión: Ruta que se debe continuar


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

En nuestro país son conocidos los esfuerzos por impulsar el emprendedurismo y apoyar a las pequeñas empresas en su desarrollo. Facilidades de crédito, simplificación de trámites, capacitaciones y subsidios son algunos de los beneficios que se han creado.

La mayoría optan por buscar en los bancos los recursos para sacar adelante su negocio, pero ¿cómo lograr que estos emprendedores puedan seguir creciendo cuando sus fuentes de fondeo bancario estén llegando al límite?

En toda la cadena de crecimiento de las empresas, es necesario fortalecer el eslabón que les permita diversificar sus formas de financiamiento. Los bancos ejercen un papel muy importante en dicha cadena, pero debemos avanzar hacia un sistema financiero mixto, donde banca y la bolsa se complementan.

La experiencia de otras economías sugiere que el mercado de capitales es ese eslabón que debe fortalecerse, sin embargo, en Costa Rica, es una opción subutilizada. Esto a pesar de que la industria bursátil está cada vez más organizada, en la Bolsa Nacional de Valores (BNV) tenemos tecnología de punta para garantizar la eficiencia de las operaciones, y ha habido grandes esfuerzos por profesionalizar a los agentes de bolsa y educar a los futuros inversionistas.

Un mercado de capitales bien desarrollado tiene varias ventajas tanto para empresarios como para los ahorrantes. El sector privado financia sus inversiones y el sector público accede a recursos para cubrir necesidades de financiamiento.

Otro beneficio menos conocido pero igualmente importante, es la posibilidad de financiar proyectos innovadores, de mayor tamaño y a plazos mayores, en línea con el impulso al empresario emprendedor.

Prueba de esto es que en MAPA (Mercado Alternativo para Acciones de la BNV) la mayoría de las empresas que buscan capital son proyectos con un alto grado de innovación.

Economías como la costarricense, dependen de la innovación para poder generar riqueza. Tenemos un valioso recurso en el conocimiento y la capacidad de los profesionales costarricenses, pero que no cuentan con capital suficiente para poder materializar sus ideas.

Este es quizás el mayor reto por superar en este proceso de fortalecimiento del mercado de valores. El fomento de la industria de capital emprendedor ha desempeñado un papel clave en otros países y se constituye en el primer eslabón en el proceso de sofisticación del empresario que procura crecer.

Sin dejar de lado el principio de transparencia del mercado, hay ciertos requerimientos que se pueden flexibilizar para que las empresas tengan un acceso más expedito al mercado de valores y que los inversionistas tengan mayores posibilidades de inversión.

Camino recorrido

En el 2012 celebramos un hecho histórico, ya que el Gobierno emitió un decreto ejecutivo con el cual declara de interés público la actividad del Consejo Nacional para el Desarrollo del Mercado de Valores y reconoce la necesidad de profundizar y ampliar el mercado para beneficio de los ahorrantes y emprendedores.

También, con el apoyo del Banco Mundial se realizó una valoración crítica del estado actual del mercado y se estableció una Hoja de Ruta que contiene una serie de recomendaciones en las cuales hemos estado trabajando.

Ambos precedentes permiten tener una visión de largo plazo del sector. Para algunos, los avances son insuficientes, sin embargo, la agenda es amplia e incluye varios frentes con los cuales hay que trabajar paralelamente.

En materia regulatoria, las reformas pendientes han tomado tiempo porque fue necesaria la revisión profunda de la Ley Reguladora del Mercado de Valores , vigente desde 1998. Perú, Colombia y Brasil son ejemplos de que los procesos no son rápidos, pero que cuando se hacen bien, resultan muy efectivos.

Los países en vías de desarrollo donde los mercados de valores se han consolidado, cuentan con trabajo conjunto del Estado y del sector privado en la elaboración de leyes, y en la aplicación de medidas para alcanzar ese objetivo.

Es un buen momento para llamar la atención a los aspirantes a la Presidencia de Costa Rica y a quienes quieren ocupar una curul legislativa, para que conozcan esta ruta para el desarrollo del mercado de valores y la incluyan dentro de su agenda, de forma tal que sea posible concretar las reformas a la Ley Reguladora del Mercado de Valores .

La BNV cree en la capacidad de Costa Rica para innovar y crecer y apuesta a que el país se beneficiará en gran medida si podemos tomar lo antes posible, las acciones necesarias para permitirle al mercado de valores cumplir con su papel en el logro de este objetivo.

Sostenbilidad y financiamiento