Opinión: ¿Fruto de la espontaneidad?


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El Centro Nacional de Franquicias (Cenaf) operará recursos no rembolsables del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), para apoyar el franquiciamiento de 10 empresas costarricenses.

El proyecto duró aproximadamente tres años en hacerse realidad desde el inicio de su formulación. El primer obstáculo para el financiamiento de esquemas innovadores de negocios que posibilitan el crecimiento exponencial de nuestras pymes, son los tiempos extendidos en hacer llegar los recursos públicos establecidos por ley.

Estas empresas tienen al menos tres años de estar en el mercado y de “hacer su tarea bien hecha”, pues otro obstáculo que a veces impiden este tipo de proyectos son las mismas pymes que, por varias razones, no están listas para dar un salto hacia el crecimiento. En mi andar por el mundo de las pymes, he identificado las siguientes como principales brechas que limitan el crecimiento mediante el formato de franquicias:

1. Carecen de información contable adecuada para medir las tendencias de su negocio, los costos reales, adecuarse a las NIIF para pymes y cuidar de cumplir todos los aspectos tributarios, municipales, laborales del negocio.

2. Tienen problemas legales. Los más frecuentes son en el área laboral ya sea por demandas de sus propios trabajadores o por cobros judiciales de obligaciones con la seguridad social.

3. Tienen situaciones que pueden afectar su imagen. Entre ellas pueden mencionarse respuestas inadecuadas en redes sociales, atención de quejas de los clientes que no sean satisfactorias, mala calificación en Sugef por desatención de obligaciones con bancos acreedores ya sea en tarjetas de crédito, leasing o cualquier otro producto financiero.

Los consultores

Como tercer actor de este proyecto están las empresas consultoras especializadas en realizar esta tarea.

El tema de franquicias es muy incipiente en el país, incluyendo la formación del Cenaf como instancia privada para liderarlo y como aceleradora de la Red Nacional de Incubadoras.

En el 2009, como parte de un proyecto financiado por Fomin y la Cámara de Comercio de Costa Rica, se impartió un posgrado en franquicias. Esta actividad académica tenía el objetivo de preparar capital humano para desarrollar capacidades locales. Sin embargo, el desempeño de los profesionales que se capacitaron se ve limitado porque no pueden exhibir en sus hojas de vida tanta experiencia como las firmas internacionales. Estos profesionales también han hecho su tarea, pero aún tendrán que recorrer camino para perfilarse como especialistas nacionales.

Este es un proyecto más para demostrar que en desarrollo “no hay recetas para microondas” y nada es fruto de la espontaneidad. Lleva mucho esfuerzo, paciencia y perseverancia, para que se conjuguen todos los elementos.

Ojalá y estas 10 empresas, el Centro Nacional de Franquicias y los consultores hagan un trabajo que realmente coseche los frutos que un modelo de negocio tan noble y solidario como la franquicia brinda. Con ello, serán inspiración para otras empresas y ejemplo para que las nuevas autoridades gubernamentales se animen a seguir otorgando este tipo de apoyo y generar un parque empresarial más competitivo.

Sostenbilidad y financiamiento