OPINIÓN

Empleo y política macro


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La estabilidad macroeconómica y el empleo no tienen porque ser objetivos contrapuestos.

El Banco Central de Costa Rica recientemente presentó el programa macroeconómico 2015-2016. Una de las novedades es la atención que se la da al tema del empleo y al estudio del mercado de trabajo. Esta es, sin duda, una buena noticia para el país y marca un cambio positivo en el enfoque de política económica.

La Ley Orgánica del BCCR establece como objetivo principal la estabilidad. El empleo es un objetivo secundario. Esta jerarquía de prioridades, sin embargo, no impide que el banco profundice su comprensión acerca de la dinámica del empleo y sus interrelaciones con los instrumentos de política a su disposición.

Una mejor comprensión del desempeño del mercado de trabajo y de sus determinantes, facilita la adopción de decisiones mejor informadas y más acordes con las aspiraciones de desarrollo inclusivo de la sociedad costarricense.

Estabilidad y empleo no tienen porque ser objetivos contrapuestos. La política macroeconómica ha probado ser una herramienta importante para hacer frente a desajustes temporales en los mercados de trabajo derivados de cambios en el ciclo económico. La Reserva Federal de los Estados Unidos, por ejemplo, jugó un papel importante en la recuperación del empleo posterior a la crisis financiera.

El creciente interés del BCCR en temas de empleo quedó explícito en el Plan Estratégico para el periodo 2015-2018, aprobado por la Junta Directiva en la sesión 5661-2014. Según dicho acuerdo, el Banco Central continuará dando seguimiento a la evolución tanto del empleo como del crecimiento, y desarrollando investigaciones que contribuyan a mejorar el entendimiento de los factores que los determinan.

Un aliado

La inclusión del empleo como una de las variables por considerar en el programa macroeconómico del BCCR del año 2015, era justamente una de las acciones prioritarias contempladas en la Estrategia Nacional de Empleo y Desarrollo Productivo de la Administración Solís Rivera. Es por ello que celebramos la acertada decisión de la Junta Directiva del Banco y hacemos público nuestro reconocimiento.

En línea con esta nueva orientación, el Banco realizó un interesante estudio para identificar las actividades productivas con mayor potencial para la generación de empleo. Utilizando la matriz de insumo producto del 2011, se estableció que dichos sectores son: otros servicios, comercio, cultivos alimentarios, construcción de edificios y otra industria alimentaria. Se estima que por cada 1% de incremento en la demanda de estas actividades, el empleo aumentaría en 13.000 puestos.

Lo anterior pone de manifiesto la importancia de impulsar políticas públicas de fomento; por ejemplo, incrementando la capacidad de ejecución de proyectos de obra pública se dinamizaría la actividad de la construcción, con efectos positivos sobre el empleo y, a mediano plazo, sobre la competitividad del país. De igual manera, las acciones que incentiven la demanda de servicios tendrían efectos positivos sobre la contratación de mano de obra de calificación media-alta, que es una de las categorías en las que el desempleo ha tendido a aumentar.

Este tipo de orientación, generada por el BCCR en su rol de consejero del Estado en política económica, enriquecerá sin duda la estrategia de la actual administración en materia de empleo. Continuar por esta senda ayudará a mejorar la coherencia entre las políticas económicas y sociales en beneficio de los costarricenses. Contamos ahora con un nuevo y poderoso aliado para ampliar las oportunidades de la gente a un empleo digno.

*Ministro, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Sostenbilidad y financiamiento