Panorama petrolero del 2014


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El panorama petrolero global para 2014 se presenta en medio de menos riesgos geopolíticos, a priori, y un mercado donde la oferta podría superar la demanda.

El precio del Brent en 2014 será de $104 por barril (comparado con $108 en 2013), según la Agencia Internacional de Energía (IEA). No obstante, existen consideraciones que podrían presionar a la baja el precio del crudo. Situación que podría aliviar presiones inflacionarias en países importadores como Costa Rica.

La IEA modificó recientemente sus estimados de demanda y esperan que esta incremente 1,3% en 2014, alcanzando 92,4 millones de barriles diarios (mbd) debido al mayor crecimiento económico. De acuerdo con estimados del FMI, el crecimiento global en 2014, 3,6%, superará al estimado del año en curso (+2,9%). Adicionalmente, se espera que Europa, aunque de manera modesta, regrese al crecimiento.

En términos de oferta, esta pudiese aumentar considerablemente en 2014, principalmente debido al retorno de las exportaciones de Libia e Irán, pero también como resultado del incremento de producción fuera de la OPEP. En Libia hay negociaciones para redactar una nueva constitución y, a pesar de la tensión política, las diferentes facciones denotan su interés en reducir la polarización del país.

Con respecto a Irán, el presidente Rouhani ha virado significativamente la postura geopolítica del país, proponiendo restringir el programa nuclear a cambio de la disminución de sanciones.

En la reunión OPEP en Viena, los ministros de petróleo de ambos países aseguraron su capacidad para regresar a niveles previos de producción. En la reunión se acordó mantener la cuota de producción OPEP (30 mbd), alegando que existirá demanda suficiente para incorporar la producción de Libia e Irán sin que esta sea excedida por la oferta. Sin embargo, de no ser este el caso, Arabia Saudita probablemente sea quien equilibre el mercado para evitar la caída en el precio.

Producción fuera de la OPEP, 60% de la oferta global, podría llegar a altos históricos. La extracción en EE. UU. de petróleo de esquistos bituminosos, mejor conocido como shale oil , ha revolucionado el mercado. EE. UU. superaría la producción petrolera de Arabia Saudita y Rusia en 2015, convirtiéndose así en el mayor productor del mundo.

A pesar de las expectativas de crecimiento económico y el optimismo de los miembros OPEP sobre la demanda, el exceso de oferta representa un riesgo para ellos. El miembro más importante, Arabia Saudita, ha demostrado su voluntad para equilibrar el mercado.

Así podría, efectivamente, mantener estable el precio en 2014. No obstante, si bien es cierto que estos mecanismos de corte de producción resultan prácticos en el corto plazo, los miembros OPEP deben asumir una nueva realidad: con la introducción del shale , su control sobre los mercados no será el de otrora.

Sostenbilidad y financiamiento