Contra punto: Impulso exportador

Opinión sobre el editorial anterior. Un mensaje alentador. Edición 994


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Coincidimos con el editorial de la semana anterior de EF, en al menos tres puntos.

En primer lugar, en que Costa Rica debe continuar por el camino de ser una economía abierta al comercio internacional. Se estima que un 28% de nuestra población ocupada labora en actividades exportadoras de bienes y servicios.

Somos una economía pequeña que requiere del acceso a los mercados internacionales para el crecimiento y consolidación de nuestras empresas y que tiene la capacidad de generar bienes y servicios en cantidades muy superiores a lo que el mercado interno requiere. En otras palabras, podemos producir mucho más de lo que podemos consumir.

En segundo término, en que la inversión debe llegar más a las zonas rurales, pues su participación en nuestras exportaciones de bienes es limitada, con gran espacio para crecer. Solo el 22,4% del valor exportado en el 2013 y solo 2 de cada 10 empresas exportadoras están ligadas a áreas periféricas.

En tercer lugar, que simplificar los trámites, mejorar el acceso al crédito, la infraestructura portuaria, la agilidad en los puestos fronterizos, y agregaría, la energía, son aspectos fundamentales para la competitividad de las empresas.

Según el último Reporte de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, estamos en la posición 115, de 144 países, en calidad de la infraestructura portuaria, en la 106 en el número de procedimientos para iniciar un negocio y en la 118 en acceso al crédito.

Cada vez que una firma costarricense de cualquier tamaño se propone exportar enfrentará a empresas de todo el mundo, y cuanto mayor sea la brecha en competitividad, más difícil se le tornará la conquista de mercados externos.

Sostenbilidad y financiamiento