Editorial: Una apertura en deuda


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

E l estudio Red 506, que EF divulga por tercer año consecutivo, muestra claramente el aumento en el uso de Internet en Costa Rica. En el último año, los usuarios de la Red en la GAM, entre 12 y 75 años, pasamos de un 67% a un 72%. Además, los usuarios que utilizan Internet todos los días pasaron de 54% a 66%.

No sorprende que el uso de Internet sea inversamente proporcional a la edad del individuo. Mientras que un 97% de los jóvenes entre 12 y 17 años dijeron ser usuarios de Internet, entre los mayores de 55 años, solo 23% dijo serlo.

Parece obligatorio preguntar si este aumento tan significativo es resultado directo de la apertura del mercado de las telecomunicaciones, dado que la apertura fue precisamente para las telecomunicaciones móviles (celular) e Internet. El estudio indica que los usuarios de la Red en el hogar crecieron solo de un 68% a un 71% mientras que los usuarios de Internet móvil (en el celular) crecieron de un 41% a un 71%. Esto indica que el aumento en el uso de Internet se refiere más a la apertura de la telefonía celular que a la apertura de Internet.

Podría pensarse que mientras la gente pueda navegar, no importa cómo o dónde lo haga, lo importante es que se conecten. Eso, sin embargo, es parcialmente cierto. Obviamente es mejor conectarse por teléfono que no conectarse del todo, pero también es obvio que el aprovechamiento que se puede lograr con una pantalla de 4 o 5 pulgadas y una velocidad de conexión restringida es mucho menor que la que se puede lograr con una pantalla grande y una velocidad que propicie la psicología de la abundancia en el uso de Internet.

La importancia de la psicología con que se utilice la Red es difícil de sobrestimar. Mientras la psicología de la abundancia promueve la investigación y la innovación, la psicología de la escasez promueve eficiencia y atajos. Una psicología de abundancia elimina la velocidad de conexión y el tamaño de la pantalla, del proceso decisorio del usuario referente a qué hacer en la Red. Esto hace más numerosas y más significativas las ideas que se comparten, hace que más sitios sean visitados, que más opiniones sean expresadas, y que más arte y diseño sea publicado. Precisamente, las referencias conocidas de la correlación entre el uso de la banda ancha y el crecimiento económico, se refieren al crecimiento en uso de la Internet con una psicología de abundancia.

El estudio, realizado por Unimer, refleja claramente que las aplicaciones más utilizadas son las redes sociales y el comercio electrónico (86% y 85%, respectivamente); ambas requieren mensajes cortos y poco intercambio de información multimedia.

Mientras la apertura del mercado de telefonía celular ha sido sumamente beneficiosa para el país, la apertura del mercado de Internet, ha quedado debiendo. El número de hogares conectados ha crecido muy poco, y los precios de conexión no se han reducido y, por lo tanto, no ha explotado la utilización de esta herramienta que incide directamente en la producción de riqueza.

No ha habido un incremento sustancial de la cobertura ni mejores precios.

Es obvio que en el mercado de Internet de línea fija está faltando un componente disruptivo que obligue a los operadores a ofrecer los servicios que los usuarios requieren para masificar un uso de la Red que realmente afecte nuestra productividad e impacte el crecimiento económico.

Sostenbilidad y financiamiento