Editorial Servicios: los retos de siempre


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Nuestro país ha consolidado un modelo exitoso de promoción de exportaciones, en que el sector servicios tiene un peso cada vez más importante. El modelo se ha visto impulsado por la participación del país en una amplia gama de tratados sobre comercio e inversión, el crecimiento sostenido del turismo y el régimen de zonas francas, este último actualizado con la reforma legal del 2010.

Según datos de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer), el valor de las exportaciones de bienes entre enero y noviembre del 2016 ascendió a $9.151 millones, un 7,3% por encima del mismo período en el 2015. Asimismo, entre enero y setiembre del 2016, el valor de las exportaciones de servicios ascendió a $6.160 millones, un 12% por encima del mismo período en el año antepasado. Las exportaciones de servicios representaron alrededor de un 40% de las exportaciones totales en el 2015.

En el sector servicios, el 90% de las exportaciones se concentra en 3 subsectores: turismo, servicios empresariales e informática, de los cuales turismo lleva el mayor peso. El ministro de Comercio Exterior (Comex), Alexander Mora, no ve el peso del turismo como algo negativo pues considera que se ha diversificado, aunque reconoce como un reto pendiente atraer a otros mercados potenciales como Asia y Medio Oriente.

El subsector servicios empresariales es otro que muestra gran dinamismo; según datos del Banco Central de Costa Rica, creció un 22% entre el segundo y el tercer trimestre del 2016. Y existen otros subsectores a los que, según el jerarca del Comex, el país le podría apostar para mantener el dinamismo en servicios, tales como investigación y desarrollo, servicios de salud, cultura y artes.

La meta de exportación de servicios fijada para el 2016 fue de $7.650 millones y el titular del Comex estima que el país la estaría superando en un 5%. Además, se muestra optimista sobre la meta para el 2017 que es $8.400 millones.

Un reto fundamental para continuar con el crecimiento y diversificación de las exportaciones de servicios es la mano de obra calificada. Sobre esto reconoce el ministro Mora que tenemos que hacer un mejor trabajo, tanto en los niveles técnicos como profesionales. La ironía es que Costa Rica ha logrado atraer empresas de servicios a las zonas francas en gran parte porque contamos con mano de obra más calificada que otros países con que competimos, pero paradójicamente, la disponibilidad de esa mano de obra se ha ido agotando, lo que limita nuestro crecimiento.

Otro tema de cuidado es la incertidumbre que genera la administración Trump, que asumirá el mando en Estados Unidos el próximo 20 de enero. Si bien el ministro del Comex es optimista, no deberíamos confiarnos; el Gobierno debe acercarse a nuestros diversos aliados en Estados Unidos y mantener un monitoreo permanente de las nuevas medidas tributarias y comerciales que puedan impulsarse en ese país.

Al final, la discusión sobre el crecimiento de las inversiones y exportaciones siempre nos lleva al tema de la competitividad y nuestras debilidades en áreas clave como educación y formación técnica, idiomas, infraestructura, burocracia y tramitomanía, acceso al crédito, seguridad jurídica; todo esto agravado con el problema del déficit fiscal, que podría tener consecuencias serias para la economía. Si no actuamos decididamente en esos temas, el dinamismo en la atracción de inversión y exportaciones de servicios inevitablemente decaerá. Hasta ahora, ha habido algunos esfuerzos del Gobierno en temas puntuales, pero claramente insuficientes.

Sostenbilidad y financiamiento