CONTRA PUNTO

Columna Contrapunto: Apertura no significa rebajas

Opinión sobre el editorial anterior. Parálisis energética. Edición 979

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

En la década de 1990, con la Ley 7200 y otras, se intentó convencer a la sociedad costarricense de que una mayor participación del sector privado implicaría necesariamente una rebaja de tarifas, lo cual a la fecha no ha sido cierto.

El proyecto de contingencia eléctrica no contribuye a la construcción real de una salida para rebajar tarifas eléctricas.

Costa Rica no puede, ni debe, seguir transitando por la ruta de la hidroelectricidad y energía térmica quemando hidrocarburos.

Llegó el momento de abordar con seriedad y rigor la discusión de diversidad la matriz energética. No solo se trata de discutir, sino de tomar decisiones y generar acuerdos como la votación del préstamo japonés para generación geotérmica en Miravalles.

En este país, el sector privado tiene asegurada su participación en la búsqueda de una salida. Ya hay iniciativas de esa naturaleza incursionando en energía eólica, biomasa y solar. Además de hidroelectricidad.

Al lado del ICE, dichos emprendimientos reflejan fielmente lo que hemos logrado construir como sociedad durante los últimos 7 0 años.

Satisfacer las necesidades de un mercado eléctrico creciente en Costa Rica y en el resto de Centroamérica, solo será posible mediante el concurso y participación de dos sectores: el público y el privado, donde ambos trabajen en pro del crecimiento, el progreso, el bienestar y el desarrollo de sociedades inclusivas y solidarias y que combinen sus objetivos, sin ser excluyentes ni antagónicos.

El cambio climático llegó para quedarse y nos induce a una reacción rápida, eficaz e inteligente.

Sostenbilidad y financiamiento