Por:  16 enero, 2016
Acuerdo de París y el café
Acuerdo de París y el café

El mes pasado, se firmó un acuerdo climático histórico. 188 países se comprometieron a reducir sus emisiones para evitar los peores impactos del cambio climático.

Más de 20 personas del sector cafetalero incluidos representantes de organizaciones intergubernamentales, ONG, empresas, gobiernos nacionales e instituciones académicas presentaron sus perspectivas en diferentes sesiones. Fue la primera vez que un sector agrícola se organiza para contribuir en una cumbre climática.

Antes de la cumbre climática, el 95% de los países cafetaleros presentó contribuciones nacionales para reducir emisiones y adaptarse. Ocho de estos países, representando 32% de la producción mundial, señalaron al sector en sus planes.

Durante la cumbre, Costa Rica anunció que recibirá más fondos para el plan de acción climática del sector café. Hubo rumores que El Salvador presentaría un plan similar al de Costa Rica.

Conservación Internacional lanzó una nueva iniciativa llamada Sustainable Coffee Challenge para “hacer al café el primer producto agrícola sostenible en el mundo”. Fairtrade International también presentó el Fairtrade Climate Standard para generar créditos de carbono que benefician en mitigación e adaptación.

Acuerdo y metas

Al final del evento, cuando se firmo el Acuerdo de París, el sector cafetalero celebró.

Primero, porque el acuerdo indica que se va a hacer esfuerzos para permanecer “muy por debajo de 2° C” y tratar de limitar el aumento de temperatura a 1,5° C. Algunos modelos científicos indican que por cada aumento de 1° C de temperatura se podría reducir la producción de café por 137kg/ha.

El sector también celebró las metas a largo plazo que se mencionan: (1) los países alcanzarán su pico de emisiones para el año 2050, y (2) llegarán a un “balance” entre las emisiones y los sumideros de emisiones durante el periodo de 2050-2100.

Estas metas ayudan a la sostenibilidad del sector, pero también significan que el sector deberá de contribuir con acciones de mitigación a través de su cadena de valor. Empresas como Lavazza están explorando soluciones de alta tecnología en dicho tema.

El sector cafetalero mundial ha avanzado en su conciencia climática en los últimos cinco años. Los países productores están más organizados y cuentan con la ayuda de actores importantes para responder a los retos climáticos.

En los próximos cinco años, es importante que los consumidores sean mas conscientes de sus impactos y valoren los esfuerzos que se hacen en las fincas. Hay mucho por hacer.