Comentario sobre el editorial de la edición 986.

Por:  31 agosto, 2014

La nueva edición del estudio Perfil del Consumidor 2014 refleja la evolución constante de los patrones de consumo de los costarricenses y las variables que consideran en el proceso de formación de sus decisiones de consumo, las cuales varían en función de los productos a adquirir y de los patrones demográficos que caracterizan a las diferentes generaciones de consumidores.

Es muy claro en estos estudios y en específico en el realizado el presente año, que la estrategia de comercialización del sector retail costarricense deben ajustarse constantemente considerando variables como el producto que se está ofreciendo, cuál es la población o poblaciones específicas a las que el comercio desea atender, cómo van cambiando los patrones de consumo y los aspectos que los consumidores toman en consideración antes de adquirir un bien o servicio, para de esta manera adaptar sus estrategias de comercialización y de promoción, a fin de satisfacer las necesidades de sus clientes.

Lo que sí vemos dentro del sector comercial, como macrotendencias, es que estamos frente a consumidores más exigentes que buscan un precio que consideren adecuado por el bien o servicio que adquieren, que se actualiza constantemente, que es menos fiel y que valora no solo la calidad de los bienes, sino la calidad del servicio prestado.

Dicho lo anterior, este nuevo informe constituye un importante insumo y aporte para las empresas comerciales y los tomadores de decisiones, pues les brinda una guía sobre cómo actuar adecuadamente, así como realizar los ajustes que se requieran para atender a sus consumidores y aumentar su nivel de satisfacción.