Comentario sobre el Editorial ¿Lección aprendida? Edición 981

Por:  26 julio, 2014

En relación con el Proyecto Limón Ciudad Puerto, ciertamente existieron situaciones no contempladas durante la formulación y diseño de es proyecto.

Estas situaciones se asocian a la compleja estructura institucional del país; debilidad en la planificación y gestión repercutieron en su adecuada ejecución y, por ende, en la obtención de los resultados propuestos originalmente, toda vez que se generaron insumos y materia prima importante para la reformulación de un nuevo proyecto.

Para el Ministerio de Hacienda es claro que se deben intensificar los esfuerzos para subsanar los problemas encontrados, de tal forma que se minimice el riesgo de que estos se repitan en otros proyectos públicos financiados vía endeudamiento.

De esta manera, se podrá optimizar el uso de los recursos y reducir costos financieros y administrativos, sin dejar de lado la importancia que reviste el cumplir –en los plazos previstos– con las obras, bienes y servicios para los cuales estos recursos fueron concebidos, transmitiendo así una mayor confianza a la sociedad.

Lo anterior, implica, entre otras medidas correctivas, impulsar la inversión pública mediante las siguientes medidas: hacer una formulación y diseño robusto de estos proyectos, contar con una estructura simple en las unidades ejecutoras y con personal calificado.

A esto se debe sumar lograr la articulación entre las instituciones involucradas en cada proyecto, utilizar mejores herramientas para el control y seguimiento de los proyectos y garantizar mayor transparencia en la rendición de cuentas.

Etiquetado como: